Sobre el 3D y la pérdida de la magia

3D

Como muchos sabréis desde el pasado 12 de agosto podéis encontrar en las tiendas la Nintendo 3DS con una rebaja del 30% sobre su precio de lanzamiento, pasando de 250 a 169 euros. Las bajas ventas a nivel mundial de la portátil han obligado a la empresa nipona a tomar una serie de medidas para impulsar su llegada a los hogares, lo cual no deja de sorprendernos dado que la consola lleva disponible desde el pasado mes de marzo.

Pocos apostaban por este tropezón de Nintendo hace apenas un año, cuando los primeros avances se mostraban emocionados por lo que se suponía iba a ser una revolución, el primer dispositivo que permitía disfrutar sin gafas del 3D que, desde el estreno de Avatar en los cines y su consolidación en la industria cinematográfica, estaba en boca de todos. Era la apuesta más original desde el lanzamiento de la Wii y su jugabilidad basada en los mandos de movimiento, ninguna de sus competidoras prometía hacer suya una tecnología como esa. Su competidora directa, la PS Vita de Sony, dejó claro que no apostaría por incluir este efecto en su pantalla en pos de una mejora sustancial en la calidad de imagen. Todo, en definitiva, parecía venirles de cara. ¿Qué ha ocurrido entonces?

Hace unos días me quedé de piedra al leer ciertas declaraciones de Simon Benson, gerente senior de desarrollo de Sony, en las que decía que la inclusión del 3D no era una prioridad en los juegos de Ps3, que era una funcionalidad simplemente a tener en cuenta que les gustaba añadir dado que supone muy pocos gastos (evidentemente preparar un juego para que se pueda ver en 3D no es lo mismo que rodar una película en base a esta tecnología, no es ni mucho menos tan caro). De modo que, tras meses de anunciar a bombo y platillo que sus bombazos del año, desde Call of Duty: Black Ops hasta el próximo Resistance 3, serían pioneros en este campo trasladando a los hogares toda la magia de las tres dimensiones inyectando un gran realismo en dichos títulos y preparando la base para el futuro del sector, ahora simplemente “pasan” del asunto y lo definen como un extra que les complace pero por el que no se van a volver locos. Sí, algo ha cambiado. Definitivamente.

Se me ocurren un par de razones. La primera, tratar de quitar peso a la mayor ventaja competitiva de su principal amenaza en el terreno portátil, la 3DS, ahora que flaquea y a falta de unos meses para el lanzamiento de PS Vita. La segunda, recular ante esta repentina pérdia de interés por parte de los consumidores y la lentísima introducción de esta tecnología en los hogares. Seamos serios, no son muchos los que ven con buenos ojos gastarse un dineral en una televisión preparada para el 3D que ronda los 3.000 euros, más o menos dependiendo del modelo y la marca, y que te obliga a ponerte en el salón de tu casa unas incómodas gafas. Si a esto le añadimos que todavía son pocos los productos que ofrecen estas características, obtenemos una demanda muy baja que ofrecen un alto riesgo para las compañías. No es casualidad que Microsoft haya pasado un par de años sin pronunciarse acerca de este tema observando el mercado y su evolución sin atreverse a dar un paso del que luego pudieran arrepentirse, y menos tras su derrota en el formato de discos HD frente al Blu-Ray.

¿Qué os parece? ¿No es cierto que la magia del 3D parece agonizar cada vez más? ¿Habrá sido una moda pasajera o resurgirá de sus cenizas como el ave Fénix? El tiempo lo dirá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s