¿Historias al servicio de la jugabilidad o jugabilidad al servicio de las historias?

Driver San Francisco

Es cierto que en los últimos años se ha notado la industria tiende a crear menos juegos que hace unos años pero cuidando mucho más la calidad de la mayoría de ellos. Acercándonos a los últimos meses del año nos damos cuenta que los estudios se disponen a lanzar sus platos fuertes del año, juegos de calidad en los que tienen puestas grandes esperanzas y que tienen todos los elementos de una gran producción.

Cuando se cuida tanto un producto parece que el pensamiento lógico es desarrollar una buena idea y escribir una historia a partir de la cual comenzar a contruir un juego con el estilo que más se adapte. Nos referimos por supuesto a aquellos juegos que hacen de la narrativa una herramienta al servicio del entretenimiento, en muchos casos consiguiendo un resultado casi perfecto como puede ser Heavy Rain, en el que una historia policíaca que bien podría ser el guión de una película de Hollywood (de hecho, están en ello) se mezcla con una propuesta muy original basada en secuencias de botones para realizar acciones y la compleja investigación de los casos además de un sistema de diálogos que refuerzan tanto la inmersión en la historia como el cumplimiento de los objetivos del juego. Últimamente también hemos saboreado mucho de esto en L.A. Noire, otra ejemplo de “primero hay que escribir y luego programar”.

Hace apenas unos días salió al mercado una nueva entrega de la veterana saga Driver que prescinde de numeración en su título optando por hacer referencia a la ciudad en la que se ambienta, San Francisco. Es la primera incursión de la franquicia en las consolas de nueva generación años después de su mediocre tercera entrega y una vez lo hemos probado podemos afirmar que es una de las grandes sorpresas de este año.

Divertido, trepidante, muy cuidado, potenciando aquellas características de sus anteriores entregas que más gustaron a los fans y prescindiendo de lo que no llegó a funcionar y, sobre todo, esforzándose por poner en práctica algunas ideas de lo más novedoso, lo cual hoy por hoy es muy difícil de conseguir.

Os explico brevemente su guión. Cuando el peligroso criminal Jericho huye de la justicia al hacerse con el control del furgón que lo llevaba a los juzgados, el temerario Tanner y su inseparable compañero ponen rumbo de intercepción con su ya mítico Dodge Challenger R/T 1970 amarillo. Sin embargo, cuando logran darle alcance acaban colisionando con otro vehículo y siendo trasladados al hospital tras sufrir una fuerte conmoción. El protagonista, inconsciente y muy grave, descubre que puede abandonar su cuerpo y tomar el control de cualquier otra persona de la ciudad para continuar con el caso y dar caza al fugitivo.

¿En qué se traduce esto a nivel jugable? Pues en que durante nuestras misiones podremos trasladar nuestra mente a la de cualquier otro conductor de la ciudad (un modo llamado Shift) desplegando un mapa de la zona para no perder a los sospechosos cuando los estamos siguiendo, apoyarnos en otros coches patrulla para lograr una detención, empotrar un vehículo contra otro para conseguir pararlo y en definitiva realizar cientos de misiones y encargos por todo San Francisco, que ha sido cuidadosamente recreada.

Parece complejo, pero un prólogo en forma de tutorial muy ameno y unos comandos muy sencillos hacen que saltar de conductor en conductor sea pan comido. Por supuesto en lo que respecta a las misiones no podemos obviar las referencias a sagas de conducción temeraria como Need for Speed, con esas persecuciones entre la policía y los delincuentes y esas barras de daños que se van reduciendo a medida que los golpeamos una y otra vez, e incluso GTA, con esa enorme ciudad a nuestra disposición para recorrerla como queramos y haciendo uso del mapa para llegar a las zonas en la que nos aguarda nuestro siguiente desafío en forma de carrera ilegal, fuga o contrarreloj. Por supuesto no encontraremos el nivel de violencia del título citado, de hecho a lo largo de la aventura no se disparará una bala y no veremos a un peatón atropellado como viene siendo habitual en el catálogo de Ubisoft de los últimos años, procurando hacer productos asequibles para todo tipo de jugador y sin caer en lo extremo.

Como podéis ver, este nuevo giro de Driver atiende a unas necesidades que difícilmente pueden ajustarse a un relato de polis y cacos convencional. No exagero al decir que sus desarrolladores, con todas estas ideas tan interesantes apuntadas en su libreta, buscaron ajustar su juego a una franquicia conocida y respetada por la comunidad y a partir de ahí contrataron a un guionista que diera cierto contexto a todo a lo que el jugador se encontraría al insertar el disco. Es un ejemplo, por tanto, de una historia creada para servir a una jugabilidad establecida.

Tampoco pensemos que los creadores de Driver San Francisco no se han tomado en serio la narrativa del título. La historia desde un principio es una excusa para todo lo que viene después y es, por momentos, un tanto grotesca e incoherente. Sin embargo entre misión y misión hay tantos vídeos de fantástica calidad y que nos ayudan a seguir la acción que a veces tendremos la sensación de estar viendo una serie de televisión, reforzada por una serie de cortes entre capítulos que resumen los acontecimientos que han tenido lugar hasta ese momento como si de Perdidos o cualquier otra ficción de moda se tratase.

En conclusión, existen dos estilos que se dan en la actualidad a la hora de hacer un juego, especialmente si es de primer nivel. ¿Vosotros qué pensáis? ¿La historia debe estar al servicio de la jugabilidad o la jugabilidad al servicio de la historia? ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s