Zoom a: Fringe. Temporada 4. Episodios 1 y 2

La gran pregunta dejada tras el final de la tercera temporada sigue sin ser respondida. El agente Lincoln Lee se une a la división Fringe, cuyos miembros siguen sin recordar a Peter y vemos los esfuerzos de los dos equipos por trabajar juntos y confiar en los otros.

El primer episodio de esta cuarta temporada de Fringe, “Neither her nor there” prometía mucho y quedó en nada. Todos los fans están deseando saber dónde está Peter, pregunta que ha estado rondando desde finales de mayo y que seguirá rondando por mucho tiempo a juzgar por lo visto hasta el momento. En este episodio vemos como un caso afecta personalmente al agente Lincoln Lee, quién acabará sumándose a la división. Vemos cómo trabajan los dos mundos sin confiar los unos en los otros,  vemos e intuimos a Peter en rápidas y distorsionadas apariciones detrás de Olivia o en la televisión de Walter. Y vemos a los Observadores queriendo borrar la existencia de Peter. La elección final de nuestro Observador favorito será decisiva.

“One night in october” cuenta cómo funcionan las dos realidades, cómo hechos sucedidos o elecciones tomadas pueden cambiar el futuro de una persona. También plantea la pregunta de si la naturaleza humana puede cambiarse. Y sirve de espejo entre los dos mundos y principalmente entre las dos Olivias. Hace preguntas como ¿sí tuvieras una copia de ti querrías conocerla? ¿Y si esa copia es malvada? Un episodio mejor que el primero y que atrae al público por su contenido y preguntas. Fringe funciona sin Peter pero aún así a Olivia Dunham le falta algo, o más bien alguien.

A destacar en los dos episodios, y probablemente hasta que se responda la pregunta ¿Dónde está Peter Bishop?,  esos dobles juegos que hacen referencia  tanto al caso como a Peter. Esas frases, esos momentos en los que hacen guiños a los espectadores. Ejemplo de ello es la conversación entre Broyles y Olivia: “Creo que hay gente que deja una huella imborrable en el alma, una huella que no se puede eliminar” y por supuesto los momentos de Walter viendo a Peter y oyéndole pensando que se está volviendo loco otra vez. Esos finales viendo como Peter intenta comunicarse con Walter pidiéndole ayuda.

Desde luego esta cuarta temporada de Fringe sigue los mismos pasos que la tercera: intriga, preguntas sin responder y tensión. No baja la calidad y se ve que tienen muchas cosas interesantes que contar.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s