Análisis de Call of Duty: Modern Warfare 3

Call-of-Duty-Modern-Warfare-3-Paris

Un año más la saga Call of Duty no falta a su cita. En esta ocasión es Infinity Ward, junto a Raven y Sledgehammer Games, la que toma el relevo para traernos la tercera entrega de Modern Warfare, el sello mejor valorado de la franquicia por crítica y público para intentar demostrar que siguien siendo los números uno a pesar de la feroz competencia que han tenido los últimos meses y de la fuga de talentos que el estudio sufrió tras el lanzamiento de la segunda parte.

Modern Warfare 3 es una secuela en toda regla, que confirma el extraordinario uso que sus desarrolladores hacen de unas herramientas con las que llevan trabajando más de 6 años y que se adaptan como un guante a las consolas actuales para crear un producto que ciertamente es redondo.

La franquicia ha ganado en espectacularidad, lo cual era ya difícil, expone al jugador a situaciones de lo más variadas y sobre todo pule una fórmula de éxito mundial asequible para aquellos que quieran probar esta experiencia de guerra moderna por primera vez pero con la que los veteranos en especial se sentirán como en casa.

La campaña individual comienza exactamente en el punto en que lo dejó su antecesor, con Price huyendo con un Soap gravemente herido mientras que el mundo arde en lo que ya puede considerarse una Tercera Guerra Mundial, cuyo artífice tiene un nombre propio que tampoco es nuevo: Makarov. A lo largo de 3 actos que tardaremos en completar unas 6 o 7 horas combatiremos por todo el mundo y con diferentes personajes, algo marca de la casa y que ayudarán a contar la historia de forma más dinámica y cinematográfica, con objetivos tan diversos como asaltar un submarino ruso para hacerte con el control de los misiles, proteger al principal mandatario de esta nación en un asalto a su avión presidencial o infiltrarte en un castillo infestado de tropas enemigas.

Una vez más, localizaciones como Nueva York, cuyas principales avenidas se han convertido en una zona de guerra, París, que tampoco se libra de la devastación y mucho menos sus grandes monumentos, o Hamburgo, impresionante especialmente cuando entra en escena toda la fuerza militar estadounidense, han sido recreadas con esmero entre otras muchas siendo el escenario perfecto para algunas escenas realmente emotivas y que los veteranos sabrán apreciar. En general, gracias al vídeo inicial y a algunos de estos momentos para el recuerdo en los que se hace especial referencia a sucesos vividos en anteriores entregas, podemos afirmar que Modern Warfare 3 sirve como homenaje a todo lo que hemos pasado gracias a estos chicos.

Me gustaría puntualizar que entre los momentos más impactantes de la producción hay uno que no cabe duda de que volverá a suscitar mucha polémica como ya hizo el ataque terrorista al aeropuerto de Moscú en MW2, dando una vez más y nada más comenzar este modo de juego la posibilidad de saltarlo para no herir sensibilidades. Esta vez, en mi opinión, sí es una escena un tanto gratuíta y bien podían haber prescindido de ella, lo que me hace sospechar si no será una herramienta más que un recurso narrativo.

En todo caso, este detalle no desmerece una campaña equilibrada, dramática y sobrecogedora en la que a veces nos dará la sensación de estar viendo un blockbuster de Hollywood tan efectista como divertido y con una historia que procura hilar (no sin ciertas incoherencias) los acontecimientos de los otros juegos.

Claro que todo este espectáculo no sería posible sin un apartado gráfico y sonoro a la altura y de gran solidez. La banda sonora, los efectos, las voces (perfectamente localizadas), las animaciones, la física, la iluminación… todo luce de maravilla en un juego que corre a 60 frames sin sufrir ni una caída. Lástima que las estructuras sigan sin ser destructibles, algo que le hubiese sentado muy bien sobre todo con tantos escenarios semiderruidos y coberturas.

En lo que a la jugabilidad se refiere todo sigue más o menos igual, avanzaremos de una manera preestablecida, con enemigos por doquier y que en muchos casos no tendrán intención de esconderse para que podamos disparar agusto y con multitud de explosiones y caídas (vamos, que nos agitarán todo lo posible y más). También deberemos asaltar estancias con mucha precisión con la acción ralentizada por unos instantes, completar quick time events, adentrarnos en las líneas enemigas con sigilo (sigue siendo un tanto fácil dadas las indicaciones de nuestros compañeros), disparar desde vehículos en marcha y dar cobertura aérea desde aviones como ya pasaba en anteriores entregas, aunque en esta ocasión con bastantes mejoras, pues tendremos muchos más tipos de visión y las situaciones serán más trepidantes, con objetivos en movimiento y tiempo limitado.

Esta campaña, por cierto, no es cooperativa, aunque estando siempre acompañados bien podría haber sido así. Sin embargo en vez de eso tenemos el modo de juego de Operaciones especiales, que se puede afrontar en solitario o a pantalla dividida y que son sumamente adictivas. Ya sea en Superviviencia, superando olas y olas de enemigos cada vez más fuertes, o en Misiones, unas 16 que son paralelas a la campaña con objetivos muy diversos, ganar experiencia para mejorar nuestro equipo y desbloquear nuevos mapas se convertirá en la excusa perfecta pasa sacar todo el provecho al juego.

Y para completar esta tarea en su totalidad, nada mejor que jugar el multijugador, que sin llegar a redefinir nada recupera lo mejor de Call of Duty con partidas intensas y rápidas, en las que no faltarán los modos más populares, y en esta ocasión más generoso que nunca con el jugador novato gracias al nuevo y complejo sistema de experiencia de las armas y a una gestión más equilibrada de las ventajas de juego, algo que gustará y disgustará a partes iguales.

Aunque todo resulta muy familiar, destacar un modo por equipos en partida privada que me ha llamado especialmente la atención y que se basa en acabar con el Juggernaut, un “todos contra uno” en el que la mayoría deberá concentrar los disparos en un jugador acorazado y con una potencia de fuego envidiable, lo cual no será tarea fácil. En total hay 16 modos de juego distintos, 10 de ellos públicos.

No podemos olvidarnos de la inclusión de Call of Duty: Élite, una estupenda red social en la que los fans podrán contactar con otros jugadores, encontrar información de interés sobre torneos o ayudas para competir mejor, subir vídeos e incluso conseguir premios que Activision otorgará a los más fieles. Aunque es muy completo, existe una suscripción de pago que ampliará algunos servicios.

Es difícil sacar puntos negativos a un juego que se esfuerza tanto en dar a los jugadores lo que realmente quieren con tanta profesionalidad y dedicación. Sí he de decir que si algo se le puede reprochar a este Mordern Warfare 3 es que Infinity Ward no ha querido correr ni el más mínimo riesgo en su desarrollo, aunque bien es cierto que en mi opinión no era el momento adecuado para hacerlo. Y es que no os vais a encontrar una grata e inesperada sorpresa como supuso el lanzamiento del primero ni un salto tan significativo como en el caso del segundo, ya que el engine no puede dar más de sí, sino lo mismo de siempre pero más completo y mejor.

En conclusión, una de las sagas que han marcado esta generación con mayor fuerza y que ha servido de inspiración para prácticamente todos los juegos del mismo género y más aquellos que comparten la misma ambientación finaliza su trilogía con un éxito sin precedentes con toda la dignidad que merece. Se trata de una fórmula llevada al extremo gracias a toda la experiencia ganada estos años atrás que además proporcionará meses de entretenimiento. Eso sí, ahora toca reinventarse, dar un paso adelante. Y no puedo estar más expectante.

NOTA FINAL: 8,7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s