Análisis de Goldeneye Reloaded

GoldenEye

Bond está de vuelta con el lavado de cara de su aventura más mítica para consolas. Fue en 1997 cuando Rare lanzó el juego de una de las mejores películas del agente 007 para Nintendo 64, cosechando excelentes críticas y demostrando que los shooters también podían ser jugados con un mando y no solamente a través del teclado y el ratón de un Pc. Hace un año Activision publicó una revisión muy fresca de Goldeneye para Wii, que pese a no sorprender como el original no dejó para nada un mal sabor de boca. Ahora Eurocom repite la jugada con una versión técnicamente mejorada para Xbox 360 y Ps3 en la que los puristas encontrarán muchos guiños al primero aunque por supuesto adaptado a los estándares actuales.

Lo mejor de Goldeneye Reloaded es sin duda que destila espíritu Bond por los cuatro costados al igual que sucedía con títulos de la anterior generación como Nightfire. Desde el primer momento tengo que dejar claro que su producción ha sido seria y se ha invertido mucho esfuerzo en aspectos como los rasgos del protagonista (los de Daniel Craig, el actual actor que da vida al personaje, sustituyendo a Pierce Brosnan) y la música, con excelentes temas entre los que se ha incluido la canción que puso nombre a la película esta vez interpretada por Nicole Scherzinger. Las voces también son estupendas, pues se ha contratado a los mismos actores de doblaje de los filmes por lo que no nos costará nada reconocer a M cada vez que nos hable por radio.

Respecto al guión de ningún modo sigue con detalle el que se utilizó en el cine, ni siquiera el de Goldeneye para Nintendo 64. Se trata de una adaptación libre en el que se han utilizado algunas localizaciones emblemáticas como la de la base rusa que inicia la aventura, los mismos nombres para personajes que han sufrido grandes cambios, frases célebres que todavía recordamos y algunos puntos fundamentales de la historia. Sin embargo niveles como el de Barcelona o Dubai son nuevos y una excusa para hacer que el protagonista recorra el mundo visitando lugares de lo más variados que mejoran la experiencia.

La jugabilidad del título también se ha revisado a fondo, manteniendo la fórmula que mezcla la acción directa y el sigilo (menos que en el original) e introduciendo otros elementos bien aprendidos de sagas como Call of Duty con escenas muy espectaculares y cinematográficas, unos Quick Time Events algo forzados, la recuperación de salud automática o los asaltos a ciertas estancias en los que el tiempo se ralentizará para abatir a nuestros objetivos en cuestión de segundos.

Lo que sí se podría haber mejorado, pues no era algo especialmente atractivo que mereciese la pena reciclar, es el aburrido tutorial con el que empiezas a jugar, que pese a ser breve es monótono y no tiene cohesión con la trama.

En el modo historia tendremos a nuestra disposición un buen surtido de armas, tanto silenciosas como para el combate en campo abierto, y los inevitables gadgets, entre los que destaca un teléfono móvil con el que podremos piratear terminales y hacer fotos para marcar objetivos entre otras funcionalidades. Se trata de una campaña que dura unas 10 horas pero que es bastante rejugable gracias a objetivos secundarios que podremos completar opcionalmente y a los bonus repartidos por los escenarios en forma de escudos que se activan al dispararles.

Los más nostálgicos podrán activar nada más comenzar un modo de juego clásico en el que se recupera el sistema de vitalidad de antaño, mostrándose la vida del personaje que podrá ser rellenada mediante botiquines repartidos por las fases así como el chaleco antibalas, que doblará nuestra resistencia y que se irá desgastando. Es algo más difícil, por lo que obligará a jugar con más cuidado y aprovechar la ventaja del sigilo.

Técnicamente es un juego que mantiene el tipo aunque un tanto justito para los tiempos que corren y si lo comparamos con algunas maravillas que hemos podido disfrutar las últimas semanas en plena campaña navideña. Es cierto que todo se mueve muy fluido, aunque se abusa de algunos trucos como la rapidísima desaparición de los cadáveres de los enemigos abatidos, y que las animaciones están muy logradas así como el tratamiento de la luz. Sin embargo muchas texturas del escenario y los personajes no están a la altura del conjunto y algunos efectos como los del agua o el fuego se aprecian algo desfasados.

Otro punto negativo es el de la inteligencia artificial, con enemigos que saldrán de su cobertura y se nos echarán encima a pecho descubierto o que harán guardia con rutinas muy preestablecidas.

La propuesta se completa con dos modos independientes a la campaña principal. El primero es el de las misiones del MI6, ideal para poner a prueba nuestra puntería con retos en los que deberemos defender una posición, superar oleadas de enemigos o infiltrarnos en un perímetro sin hacer saltar la alarma. No tiene multijugador y a veces es un tanto repetitivo, pero desde luego nunca sobra.

Además si lo que queremos es jugar en compañía tenemos otras dos opciones, el offline con hasta cuatro amigos a pantalla partida y que os hará rememorar los piques que popularizaron Goldeneye hace ya 14 años, y las partidas online de hasta 16 jugadores que van desde el típico todos contra todos y batallas por equipos hasta otros más singulares como el modo Pistola de oro. Nada que no hayamos visto antes pero es muy fácil personalizar nuestra partida como nos apetezca y podremos meternos en la piel de personajes legendarios de la saga, entre los que se encuentran los villanos más queridos por los fans.

Este Goldeneye, sin ser rompedor, es una apuesta segura para los aficionados de 007 y aquellos que quieran revivir sus mejores momentos en el mundo del videojuego por fin en alta definición y disfrutar de los guiños a un título que ya es historia de la industria. Y es que la licencia para matar nos la dieron sin fecha de caducidad.

NOTA FINAL: 7

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s