Análisis de Asura’s Wrath

asura

Hace años que el anime y los videojuegos van de la mano, sin embargo últimamente estamos viendo muchos ejemplos que procuran ir un paso más allá y potenciar la interacción en un formato cercano a lo televisivo. Este es el caso de Asura’s Wrath, un juego cuyas cinemáticas nos recuerdan a muchas de las series de animación niponas de moda ofrenciendo al jugador ser partícipe de la acción a través de la pulsación de botones en el momento oportuno, lo que se suele llamar quick-time-events, así como de batallas con gigantescas criaturas o múltiples enemigos en lo que sería un beat ’em up al uso.

La historia, entretenida sin llegar a ser sorprendente, está llena de elementos que funden mitologías como la japonesa, con múltiples referencias a clásicos como La leyenda del Rey Mono, y la hindú, palpables ambas en muchos de los diseños. El protagonista, el irascible Asura, es uno de los siete Generales de una raza celestial en guerra permanente con los Gohma, unas criaturas impuras que contaminan el planeta Tierra. Tras una gran batalla el guerrero será traicionado por sus compañeros, acusado de asesinato y separado de su familia. Tras ser desterrado al Naraka, despertará 20 milenios después con el firme objetivo de recuperar a su hija Mithra, retenida por su inmenso poder para beneficio de aquellos que fueron sus aliados. La única arma de Asura, su rabia. Y no es poco.

No es que el juego de CyberConnect 2 no tenga grandes bazas a su favor. Ni mucho menos. Es intenso, atrevido y se esfuerza por hacer las cosas de manera diferente a sus competidores, incluso colocando los primeros ladrillos para un nuevo subgénero. Sus escenas son espectaculares y se nota la gran cantidad de horas destinadas a producirlas y a lograr unas animaciones de gran nivel, que nos dejan un gran sabor de boca. Es, por tanto, una excusa perfecta para que aquellos apasionados del anime lo prueben y se dejen llevar por su apartado visual y su embriagadora esencia vital.

Para el resto, mucho cuidado. Porque un juego puede ser original, apostar por algo nuevo, pero nunca desatender el contenido. Tras todas esas cinemáticas colosales en las que viajamos por el espacio atravesando naves de combate o destruimos a puñetazos a un enemigo casi tan grande como el mismo planeta en el que nos encontramos (os acordáis del vídeo de presentación, ¿verdad?) se encuentra un juego algo limitado, en el que nos encontraremos mucho tiempo esperando con el mando entre las manos a que ocurra algo que nos haga pulsar un botón, ocasiones que además no presentan un gran desafío. Si sois de los que aguardáis con paciencia, os veréis recompensados con fases de lucha que lamentablemente son de lo más convencionales, con un estilo muy simple en el que apenas tendremos que pulsar un par de botones para combinar ataques en unos entornos que no contemplan la inclusión de plataformas, sino que son más bien grandes tatamis en forma de cubierta o de claro en los que golpearemos a nuestros enemigos sin parar hasta que se encienda nuestra rabia.

Por supuesto que en todos los capítulos tendremos un jefe final al que derrotar, aunque no será necesario pensar en estrategias para vencerlo, sino más bien desgastarlo hasta que nuestra furia haga el resto y podamos tumbarlo con un QTE. La mayoría están bien, aunque es un tanto decepcionante que volvamos a encontrar ciertos vestigios de la vieja industria japonesa como el hecho de reciclar muchas de sus criaturas. Aquellos que jugaran a Devil May Cry 4 o a Vanquish sabrán de lo que hablo, por lo que la segunda vez que deban acabar con la enorme tortuga Gohma seguramente tengan una pequeña sensación de tedio.

Para compensar el juego mezclará estas fases con momentos en los que tendremos que disparar a discreción como si de un shooter se tratase o realizar alguna que otra tarea más cotidiana como bebernos una botella de sake en un estanque para recuperar las fuerzas.

Asura’s Wrath es en general ameno si te gustan aquellas experiencias que no se limiten a machacar el mando en todo momento y quieras disfrutar de una historia que se irá narrando poco a poco y con numerosos saltos temporales. No es demasiado largo, eso sí. Unos 18 episodios cortos en los que nos parecerá estar viendo una serie, ya que utilizarán recursos como poner los créditos al inicio de todos y cada uno de ellos, parar la imagen a la mitad en el momento más tenso para crear expectación o poner un breve resumen con imágenes de lo que va a acontecer en los próximos minutos. Demasiado completo para mi gusto, y aunque te dan ganas de avanzar un poco más a veces te topas con algún que otro giro de guión un tanto predecible a causa de esto.

La curva de dificultad está bien ajustada aunque la rejugabilidad es algo limitada a menos que quieras volver a disfrutar de los momentos más impactantes o mejorar la puntuación obtenida en cada nivel.

En conclusión, estamos ante un juego que no es para todos los públicos, y si bien se merece un cierto reconocimiento por su estilo visual único y su homenaje al anime, no todo el mundo quedará satisfecho con lo que ofrece. Todavía menos cuando oigan que Capcom se dispone a lanzar un DLC de pago llamado ‘Destruction pack’ con cuatro nuevos capítulos… que ponen punto y final a la historia. Mucho tendrá que convencer el bueno de Asura a los jugones para que, después de desembolsar 60 euros en el juego, gaste unos cuantos más en dicha descarga. Pero eso amigos ya es otra historia.

NOTA FINAL: 7,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s