Análisis de Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm Generations

narutoEl lanzamiento de una tercera entrega de esta popular franquicia es sin duda un motivo de alegría para los amantes del anime. De hecho me arriesgo sin ningún miedo a decir que los Ultimate Ninja Storm son los mejores títulos que hemos podido disfrutar los videoadictos de entre todos los que hacen uso de este estilo visual tan característico del país nipón y vinculados a una popular serie de televisión.

Con Generations el equipo de CyberConnect 2 pretende homenajear su propia trayectoria dando la posibilidad de rememorar los principales acontecimientos de la historia de Naruto, Sasuke y sus amigos en sus diversas etapas, desde los inicios del protagonista como aprendiz de ninja preparándose para el examen de Genin hasta sus aventuras en Shippuden. Por supuesto esto tiene su aspecto positivo, el hecho de que es un producto muy completo y que hará las delicias de los seguidores; como negativo, que aquellos que hayan devorado las anteriores entregas tendrán una clara sensación de déjà vu.

Es por esta razón que uno de los principales alicientes del modo campaña es la división que se ha hecho de las tramas, en las que podremos vivir de primera mano las peripecias de Kakashi, Haka (deseado por muchos desde hacía tiempo) y de una gran variedad de secundarios que anteriormente se pasaron por alto o no recibieron la suficiente atención. De este modo en Generations dispondremos de una monstruosa plantilla de hasta 75 personajes jugables, con las diferentes transformaciones de muchos de ellos y sin contar a más de una decena que solo nos servirán de apoyo, por lo que el trabajo realizado en este sentido es encomiable. Además, una vez empecemos a jugar, el disco detectará si anteriormente has superado los anteriores títulos, recompensándote con una serie de personajes desbloqueados desde el inicio y algunos coleccionables.

Sin embargo no podemos obviar un sorprendente paso atrás en la saga, dos aspectos fundamentales de la segunda entrega que han sido drásticamente eliminados con el fin de centrar el juego en combates rápidos y adictivos entre los que apenas hay pausa.

El primero de ellos, la exploración. Ya no podremos recorrer la aldea de la Hoja, hablar con sus habitantes o comprar en sus establecimientos. Tampoco podremos viajar por las distintas naciones y visitar otras villas ocultas, algo que requería bastante tiempo pero que servía para dotar al juego de una base que sustentaba un guión mucho más estable y que hacía del título una experiencia más inmersiva. Es algo que habían mejorado mucho respecto a la primera entrega, en la que debíamos recoger pergaminos y hacer pequeñas misiones por la aldea algo tediosas y que fue mucho mejor resuelto en su continuación. Con limitaciones, de acuerdo, me pero era una planteamiento muy sólido que seguir explorando y puliendo en el futuro.

La segunda, la ausencia de combates con los jefes finales. Aquellas peleas con adversarios tan desafiantes como espectaculares en muchos casos por su gran tamaño y que acababan con QTEs muy divertidos (a lo mejor los desarrolladores se cansaron de todos los que incluyeron en el reciente Asura’s Wrath) y que nos regalaban escenas de gran impacto. Como veis, otro punto que afecta directamente a la jugabilidad y del que, a pesar de funcionar muy bien, se ha decidido prescindir.

¿Qué justifica estas bajas? ¿Se trata de un nuevo rumbo de la saga? Pues no del todo, ya que el resto de lo que nos encontramos nos resulta familiar, empezando por los escenarios que en ocasiones parecen clonados de los anteriores y acabando por el guión, si bien es cierto que adapta también algunos de los momentos clave mostrados en los últimos episodios de la serie como la desastrosa irrupción de Sasuke a la asamblea de los Kage.

Las batallas, mejor que nunca, son maravillosamente fluidas y llenas de efectos, especialmente cuando hacemos uso de las técnicas de los diferentes luchadores. No es que cada uno de ellos tenga muchas, y es cierto que una vez domines el personaje será algo repetitivo, pero es que ahí tenemos una de las principales bazas de Naturo Ultimate Ninja Storm Generations, lo asequible que es para todos los públicos. Con un botón golpeamos, con otro cargamos el chakra, con otro lanzamos los shurikens y con el último saltamos para esquivar. Con los gatillos inferiores nos zafaremos de nuestro rival con la técnica del cambiazo y con los superiores llamaremos a nuestros compañeros de equipo para realizar poderosas combinaciones. Pocas novedades en este sentido, excepto la inclusión de una nueva barra para realizar movimientos específicos, el modo Despertar y algunos ajustes a la hora de interrumpir los combos y atacar a distancia para hacer las partidas más niveladas.

De una etapa a otra se notan mucho las técnicas aprendidas por los protagonistas y su evolución, esenciales a la hora de pelear, aunque es una pena el camino recorrido por todos ellos no se haya narrado convenientemente. Y es que la obsesión por realizar un juego rápido en el que no hay espacio para el aburrimiento ha provocado que la historia se cuente con una sucesión de imágenes con un pie de texto que nos dejan un sabor agridulce por lo acelerado de los acontecimientos, algo mitigado en parte por las fantásticas escenas animadas realizadas por el estudio Pierrot, responsables de la serie y que en algunos momentos parecen superar su propio trabajo para televisión.

El apartado sonoro cumple perfectamente y muy probablemente el hecho de poder elegir las voces en inglés y en japonés satisfaga a los más puristas de la serie. Por otro lado la música es de lo más correcta y sus temas siguen la pauta de las anteriores composiciones para la saga, eso sí sin llegar a tener el mismo protagonismo que las del primer juego.

Es, en conclusión, un juego que todos los fans de Naruto disfrutarán a rabiar pero muy especialmente si suelen jugar online, pues en esta ocasión se apuesta como nunca por este modo con la posibilidad de crear torneos personalizados entre 4 y 8 jugadores en los que se ha trabajado para que la igualdad sea máxima. Si no, siempre podéis superar todas y cada una de las campañas en el modo historia, algunas más largas que otras, o superaros en el modo Supervivencia. Definitivamente un buen juego aunque la próxima vez a CyberConnect 2 solo le pedimos un poquito más de ambición para lograr el juego definitivo de Naruto. Lo tienen todo para conseguirlo.

NOTA FINAL: 7

Anuncios

2 comentarios

  1. A mi me resultó un poco aburrido. Llegué a ese juego porque me gustaban el anime y el manga, por lo que ya conocía la historia. La primera vez es divertido jugar lo que ya has visto en las viñetas y en la serie. Pero que me lo cuenten todo no ya por segunda vez, sino por cuarta, es excesivo. Comprendo que a los que lleguen nuevos al universo de Naruto les guste, pero ¿Para eso no están ya los dos juegos anteriores?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s