Análisis de Deadlight XBLA

Deadlight

El juego del estudio español Tequila Works llega por fin como una de las grandes producciones para Xbox Live Arcade de la temporada. Con un apartado artístico muy personal y una jugabilidad adictiva y adecuada para una gran variedad de públicos, merece la pena analizar lo que nos depara este título que, si bien no es perfecto, nos ha dejado un gran sabor de boca.

Deadlight nos pone en la piel de Randal Wayne, un tipo duro que ha sobrevivido a un apocalipsis zombie junto a un grupo de lo más variopinto que trata por todos los medios de no caer en las garras de las llamadas sombras, seres tan violentos como poco inteligentes que pueblan cada centímetro de lo que queda de la civilización. Su única esperanza, llegar a una zona segura exenta de la amenaza biológica que ha sumido al mundo en el caos desde donde alguien está transmitiendo una señal de radio para todos aquellos que todavía no han sido infectados. Además, Randall alberga la esperanza de encontrar allí a su mujer y su hija, a las que perdió una vez comenzaron los disturbios, aunque cuando por circunstancias queda aislado de sus compañeros deberá jugarse el todo por el todo e intentar alcanzar la salvación por su cuenta.

Nos encontramos ante un juego esencialmente de plataformas con algunas pinceladas de combate al estilo de clásicos retro de la industria como Prince of Persia o el reciente Limbo, que curiosamente tiene un diseño similar basado en unos escenarios y unos personajes que contrastan en cuanto a luces y sombras. Es un título en 2D pero cuyos fondos nunca llegan a darnos esa impresión. Todos son de una factura impecable y detallados en extremo, ya sea en una avenida de una gran ciudad, en las azoteas de unos viejos almacenes, en el interior de un hospital o cruzando un amplio parque. El humo de los incendios lejanos, las sombras que se aproximan para cortarnos el paso, los efectos de lluvia, un helicóptero incendiado, unas cortinas meciéndose por el viento… todo sucede en un mundo muy vivo que en ocasiones nos hará que nos detengamos a admirar el gran trabajo que se ha tomado el estudio responsable para que el jugador se encuentre inmerso en todo momento en un ambiente post apocalíptico creíble y fascinante.

Normalmente deberemos avanzar sin descanso brincando sin parar, agarrándonos en salientes, vigilando para no caer en trampas, deslizándonos por pendientes, subiendo por escaleras, colgándonos de cables y echando abajo puertas y paredes endebles de una patada o cargando con el hombro.

Hay momentos en los que deberemos hacer uso de toda nuestra habilidad para no morir, otros en los que examinar el escenario y accionar mecanismos para abrir puertas o nuevos caminos será crucial. Deberemos aprender a evitar a las sombras o acabar con ellas tendiéndolas trampas, como por ejemplo silbándolas para conducirlas a una superficie electrificada o una zanja. Incluso habrá tramos en los que solo nos quedará correr lo más deprisa posible para salvar el pellejo, dejándonos algunas de las secuencias más memorables del juego.

Los controles en su mayoría responden muy bien, aunque para algunos movimientos como saltar y rebotar en una pared para alcanzar una cornisa o una escalerilla a la que antes no llegábamos requerirán de práctica. Al menos, en lo que se refiere a las animaciones, todas son simplemente maravillosas y muy fluidas.

A veces encontramos que, en pos de la jugabilidad, se han tomado algunas decisiones un tanto inexplicables, por ejemplo el hecho de que Randall no sepa nadar y se ahogue instantáneamente si fallamos en un salto y caemos en una piscina de agua estancada.

Deadlight no es un juego excesivamente complicado, se avanza a buen ritmo y pronto os daréis cuenta de que es mucho más inteligente pasar desapercibido que buscar la confrontación. Por fortuna, aunque a lo largo del juego contaremos con un hacha para defendernos de las sombras, el combate cuerpo a cuerpo no será nada fácil, y más teniendo en cuenta que Randall tiene una barra de cansancio que disminuirá cada vez que asestemos un golpe. Podremos apartar a los enemigos de nuestro camino, o tirarlos al suelo y rematarlos, pero si se acumulan muchos nos será difícil contenerlos o salir airosos del asunto, por lo que habrá que escoger las batallas. Hay que evitar a toda costa que nos agarren, pues zafarnos de ellos pulsando repetidamente un botón no funciona tan bien como debería.

También tendremos armas de fuego, una pistola y una escopeta, con las que apuntaremos a la cabeza de nuestros enemigos para abatirlos o a objetos que no nos permitan el paso. La munición es escasa, aunque no tanto como en otros juegos, por lo que habrá que dosificarla bien y utilizarla con sabiduría. A veces contaremos también con un tirachinas, que será de gran ayuda para alcanzar mecanismos y resolver puzles.

Porque si en algo es fácil quedarse atascado es sin duda en alguno de estos acertijos de plataformas, que en contadas ocasiones pueden llegar a desesperarnos hasta que descubramos lo que tenemos que hacer. Si morimos al menos no tendremos que repetir secciones largas, pues abundan los puntos de control, aunque los tiempos de carga pueden ser desesperantes pues son bastante largos, especialmente en las zonas de habilidad que han de pasarse utilizando el ensayo y error.

deadlight2

El guión, bastante simple pero muy efectivo, bebe de algunas de las grandes producciones del cómic, la televisión y el cine que más adeptos tienen en lo que se refiere al universo zombie. La ambientación en Seattle, esas calles infestadas de no-muertos, ambulancias volcadas, autopistas llenas de coches, el dispar grupo de supervivientes… son elementos que nos recordarán y mucho a The Walking Dead, así como los conflictos y los lazos entre los personajes. Por otro lado la otra gran amenaza del juego, esos soldados abusivos y sin escrúpulos bien podrían haber salido de la cinta de Danny Boyle 28 días después.

Aunque el título da mucha más importancia a la jugabilidad que a la historia, sin que esto signifique que se haya descuidado en exceso o que carezca de ella, sí que irá avanzando a través de secuencias muy bien realizadas con dibujos de gran calidad como si de una novela gráfica se tratase. Irán saltando entre capítulos o cuando alcancemos alguno de los objetivos más importantes, pero mientras deberemos estar atentos a los comentarios del protagonista o los secundarios que se vaya encontrando por el camino mientras interactúa con el escenario.

El final de la aventura, sin daros la más mínima pista, sí que es cierto que sorprende y difícilmente puedes llegar a esperar el giro final de los acontecimientos, algo que os debería animar a llegar a la conclusión.

Claro que este es uno de los puntos más flojos de esta notable producción, acabarlo no nos llevará demasiado tiempo debido a su corta duración. Un jugador experimentado tardará una media de 3 horas en completar los tres capítulos que componen la aventura, siendo el último el más breve pese a que no te da respiro alguno. Por ejemplo, yo finalicé el juego en mi primera partida en 2h y 10 minutos llegando a recoger el 90% de los coleccionables en cada capítulo, pues no son demasiado complicados de encontrar excepto algunas consolas e ítems especialmente bien escondidos. Por supuesto siempre podéis rejugarlo para conseguirlo todo, mejorar vuestros récords o revisar todas las páginas del diario de Randall para conocer al detalle el pasado del héroe.

Deadlight es una propuesta muy gratificante, de esas que nos hacen pensar que son este tipo de producciones las que realmente se esfuerzan por ser interesantes y originales. Frente a tanta superproducción clónica el trabajo de Tequila Works nos ha encantado, poniendo otra vez sobre el tapete el gran talento que hay en España. Microsoft ya se ha dado cuenta, y parece que ven con muy buenos ojos una segunda entrega. Por mi parte tengo claro que su próximo trabajo será todavía más redondo. Mientras, disfrutad de este juego.

NOTA FINAL: 8,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s