¿Merece el nuevo Assassin’s Creed el IV en su título?

Assassins-Creed-4-Black-Flag

Ya está presentada la entrega de la saga más fructífera de Ubisoft para el 2013. Quién lo iba a decir, pues finalmente sí que se ha convertido en una franquicia anual, lo cual siempre es una hoja de doble filo. Por un lado es estupendo disfrutar de un nuevo episodio cada año de estos títulos cuya calidad está fuera de toda duda, cada vez más variados y entretenidos y siempre apostando por una tecnología que no desmerezca frente a los pesos pesados del momento.

Altaïr fue rompedor, aunque dejó un sabor agridulce por lo repetitivo de la propuesta. Luego llegó Ezio, consagrando Assassin’s Creed con un juego casi redondo y con una ambientación de nuevo muy original y nada manida. El último ha sido Connor, un nativo americano envuelto en la Guerra de la Independencia que, si bien no tenía tanto carácter como su colega italiano, sí que supo suplir esas deficiencias con un mejor tratamiento de la narración, cada vez más acertado.

¿Quién será el próximo? Pues parece que un tal Edward Kenway, que no es otro que el abuelo de Connor, que como muchos sabréis tenía ascendencia británica por parte de padre. ¿O es que no acabasteis ese prólogo de más de cuatro horas de Assassin’s Creed III? En la cuarta entrega, titulada Black Flag, se volverá a hacer hincapié en un aspecto que encantó a los fans, la épica naval. Batallas en alta mar con nuestro barco y navegar de un puerto a otro nunca había estado tan logrado en un juego. Encajó a la perfección, dando variedad al desarrollo de los acontecimientos, y no es de extrañar que se quiera potenciar todavía más. Y si a eso le sumamos la posibilidad de ir completando misiones visitando algunas de las islas del Caribe con más posibilidades del mapa de 1715 y cruzarnos con personajes como Barba Negra, pues mejor que mejor.

Me parece que esta vez los chicos de Ubisoft buscan algo más de libertad a la hora de crear la historia del personaje. Con Ezio y Connor tuvieron que tener cuidado para que los acontecimientos no chocaran con los eventos históricos más trascendentales y la muerte de algunos de los personajes que aparecían en la historia. También hacer un guiño a unos parajes tropicales que tanto gustan a la audiencia, o si no que se lo digan a Johnny Depp y a los productores de la saga Piratas del Caribe.

Pero hay algo que me sigue parenciendo extraño, y es el número de su título. En la historia de Desmond, que por cierto no aparecerá en el nuevo juego aunque sí se le hará mención, hemos saltado de una época histórica a otra justificando la numeración. El primero era en las Cruzadas, el segundo en la Italia del Renacimiento, los dos siguientes (La Hermandad y Revelations) tuvieron la cautela de no numerarse al ser ampliaciones de la historia de Ezio enmarcándose en el mismo periodo. El tercero saltó y mucho, hasta las colonias del nuevo continente. Sin embargo, Black Flag no sigue la línea cronológica, sino que da un salto hacia atrás. A la época en la que la Corona británica se desplegaba por las islas caribeñas, jamaica, Bahamas… El protagonista es un antepasado del anterior, parece poco probable que nos ofrezca un avance considerable en los acontecimientos, independientemente de que sea una historia de interés o no. ¿Merece entonces un IV en su título?

A mí me parece que no. Y aunque desde Ubisoft juren y perjuren que tienen grandes ideas para que los jugadores no noten el cansancio de esta franquicia al lanzar un juego cada 12 meses, lo cierto es que en Assassin’s Creed III ya vimos que la supuesta revolución en la jugabilidad no lo fue tanto. Es más, Assassin’s Creed IV parece tender a pulir aquello del III que mejor funcionó apoyándose incluso en un argumento ya establecido. Y si alguno esperaba un salto tecnológico que nos deje con la boca abierta, pues que también se lo quite de la cabeza. ¿Lucirá mejor que el anterior? Seguro que sí, pero ya vimos que hace unos meses tocaron el techo de la capacidad de las consolas actuales, y que aunque parece que Black Flag se lanzará también en PS4 y la nueva Xbox, ya nos conocemos y sabemos que el cambio de ciclo es duro y que los juegos de lanzamiento no ofrecerán mucho más de lo que se ha visto en PS3 y Xbox 360.

Seguramente responda a una necesidad de marketing. El juego se vende mejor como un nuevo paso en la saga, pero creo que no era lo indicado. Será un juego estupendo, pero no lo que esperábamos para la cuarta entrega. La Revolución Rusa, la Revolución Francesa, el Japón feudal… son ambientaciones que se habían rumoreado y que supondrían una nueva vuelta de tuerca. El que han elegido es atractivo, pero sin duda continuista. Toca esperar al 31 de octubre para el veredicto final de la comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s