Impresiones de Injustice: Gods Among Us

injustice-gods-among-us-

Hace pocos días tuvimos la oportunidad de probar por primera vez en las oficinas de Warner uno de los juegos de lucha que más se están haciendo notar esta temporada, Injustice: Gods Among Us. Su notoriedad, en primer lugar, viene dada por la licencia de la que hace gala, nada menos que el universo de superhéroes DC, tan poco explotado en los últimos años en el terreno de los videojuegos a no ser por los brillantes Batman Arkham, alguna que otra adaptación de películas como es el caso de Green Lantern: Rise of the Manhunters, o precisamente el juego del 2008 Mortal Kombat vs. Dc Universe, del mismo estudio. Porque es precisamente NetheRealm, que se ha hecho cargo de los últimos juegos de una de las franquicias de lucha más importantes de todos los tiempos, la que nos invita a tomarnos el juego muy en serio.

Héctor Sánchez, productor de Injustice: Gods Among Us, nos dejó claras dos cosas. La primera, la ilusión con la que han hecho el juego (“¿cómo no ibamos a hacerlo si nos ofrecen una licencia con personajes como Batman y Superman?”, decía); y la segunda, que una vez más no van a renunciar a aquellos factores que han encandilado a los fans de Mortal Kombat todo este tiempo. Y claro, hablar de esta saga es lo mismo que hablar de ‘fatalities’, y desde luego que nadie va a quedar decepcionado. Ojo, que no van a ser tan sangrientos como en los títulos de Rayden y Scorpion, pero sí tremendamente exagerados y con el encanto que les caracteriza. En la presentación de Sánchez y más tarde en las partidas libres para la prensa pudimos ver dos de ellos geniales, uno de Aquaman que llegaba a inundar todo el escenario con sus súbditos marinos haciendo que un enorme tiburón blanco mordiera salvajemente a su contricante, y otro con Superman que no tenía ningún reparo en poner hacer un viaje por el globo terráqueo con su adversario.

Muy bien diseñados, fantásticos de ver, aunque veremos si logran darles variedad para que su uso no acabe siendo repetitivo si te especializan en un personaje en concreto. Estos ‘fatalities’, además de algunos golpes especiales de especial fuerza, nos posibilitarán acceder a más partes de un mismo escenario, otro de los grandes atractivos del título y que ya vimos en el Mortal Kombat vs. DC Universe aunque en esta ocasión mejor realizado y con más posibilidades. En la demo principal, el escenario de la ciudad de Metrópolis que comenzaba en plena calle puede llevarnos a otras muchas zonas de la ciudad tras una espectacular animación como un museo subterráneo o un edificio que todos reconoceremos instantáneamente. A la hora de pelear en todos ellos, también se ha querido fomentar la posibilidad de interactuar lo máximo posible con sus elementos independientemente a su perspectiva en 2D. Por ejemplo, y volviendo a las calles de la gran ciudad de Superman, los héroes pueden coger fácilmente alguno de los coches voladores que flotan sobre sus cabezas para arrojarlos contra su enemigo y hacerles el máximo daño posible.

Todos los personajes tendrás habilidades propias, como Batman, con unos murciélagos mecánicos que lo protegerán o lo ayudarán en sus ataques, o Nightwing, cuya barra podrá dividirse en dos o formar una sola pieza con la que arrear otro tipo de golpes. Y como en NetheRealm son muy conscientes del público al que se dirigen, prefieren ponernos las cosas medianamente fáciles, por lo que en todo momento de la partida podrás pausar el combate para revisar una sencilla chuleta con las combinaciones de botones y el efecto de cada una dependiendo de a quién hayas seleccionado. Se agracede, por supuesto.

El control se hereda en gran parte de los Mortal Kombat (tres botones y los gatillos para realizar acciones especiales). Movimientos rápidos, un poco forzados, sin personajes con la movilidad de los juegos de Capcom pero que hacen gala de un estilo mucho más directo. Es, en definitiva, sacrificar fluidez en las animaciones en pos de una jugabilidad más salvaje. El combate se alargará lo que duren las dos barras de vitalidad de los personajes, no habrá rounds para no interrumpir el frenetismo de las peleas.

A nivel gráfico los personajes lucen muy bien, con soberbios y oscuros diseños y un modelado excelente. Sus rostros y ropas se irán deteriorando a medida que la lucha se intensifique y los escenarios procuran embellecer el conjunto con efectos y una gran multitud de elementos diseminados. Lamentablemente donde no hemos quedado tan satisfechos ha sido en las cinemáticas, realizadas con el propio motor del juego, que dejan ver las imperfecciones que de otro modo no veríamos. Los rostros carecen de expresividad, los ojos no transmiten emoción alguna y los escenarios creados para estos cortes son demasiado simplones.

Aprovecho que he mencionado las cinemáticas para decir que se ha puesto un gran esfuerzo en el modo historia, que promete ser profundo y con un guión cuidado como las mejores producciones de DC que incluso próximamente podremos disfrutar en formato cómic. Y es que entre combate y combate los encuentros estarán perfectamente contextualizados gracias a estos incisos en los que se irá desarrollando la trama. Hemos podido ver algunos minutos del principio de la misma y lo cierto es que promete. Al parecer, Metrópolis ha quedado borrada del mapa y algunos de los seres más queridos por Superman como la propia Lois han pasado a mejor vida. El Hombre de Acero, lejos de la imagen de bienhechor a la que nos tiene acostumbrados, interrumpe el interrogatorio de Batman al Joker desesperado por conseguir información sobre el responsable y decidido a utilizar la violencia contra el payaso, cuyos comentarios no ayudarán precisamente a aliviar la tensión.

Para quien se lo esté preguntando, se ha confirmado que las voces llegarán en inglés aunque todo estará perfectamente subtitulado al castellano. Habrá un total de tres horas de vídeo y minijuegos que procurarán dar variedad al modo campaña. De hecho, también en el modo offline (el online no hemos podido verlo) existe la llamada Challenge Tower, un modo con hasta 240 misiones que iremos desbloqueando para cada personaje y que ayudarán a entender mejor la historia del juego. Por ejemplo, aunque habrá muchas batallas, vimos una muy curiosa en la que controlas al gato de Catwoman, al que usa para cometer un robo y que tendrá que esquivar saltando algunos láser de detección y a los guardias. El control no parecía estar demasiado equilibrado, pero todo será probarlo en la versión final. Desde luego, son puntos que engrandecen la propuesta.

Porque lo que más ha sorprendido de Injustice: Gods Among Us es precisamente eso, la cantidad de contendido que va a ofrecer a los jugadores sin estar necesariamente conectado. Un juego que no quiere depender del multiplayer para ofrecer horas y horas de diversión, y esto a día de hoy es para aplaudir y no parar. Si a eso le juntamos un enorme plantel de personajes entre héroes y villanos de ambos sexos y el sabor DC en estado puro, podemos confirmar que será difícil que le juego decepciones a los amantes del género.

Sale a la venta el 19 de abril para Xbox 360, PS3 y Wii U.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s