Diablo III por fin da el salto a las consolas

Diablo-III-l

Es habitual tener la impresión de que ciertos géneros están casi vetados en las consolas de sobremesa. Géneros como el rol más tradicional o la estrategia en tiempo real que desde hace muchos años llevan jugándose con un teclado y un ratón y que poco a poco, y gracias a estudios con el talento suficiente, van aterrizando en Xbox 360 y PS3 para el deleite de sus usuarios, que ven el catálogo de estas plataformas enriquecido en cuanto a calidad, con franquicias tan emblemáticas como la que hoy nos ocupa, y diversidad.

Y es que si Halo demostró en la pasada generación que los shooters también se pueden jugar con un mando, ¿por qué no iba Blizzard a proponer un viaje a las lejanas tierras de Santuario sentados en el salón de casa frente a la televisión? Claro que no olvidemos que los jugadores de PC y los de consola son en muchos aspectos diferentes, de ahí que el equipo responsable de Diablo III no haya querido hacer un simple port del juego sino más bien una adaptación para este tipo de dispositivos.

El resultado ha sido estupendo, que quede claro. Pero para lograrlo sus desarrolladores han tenido que trasladar su mentalidad a la de un tipo de jugador que no es exactamente a lo que están acostumbrados, de ahí que, pese a que el título es en esencia el mismo que llegó a compatibles, tiene importantes cambios que merece la pena comentar.

Ni que decir tiene que la historia sigue siendo la misma, dividida en cuatro episodios y con las mismas clases disponibles a la hora de crear nuestro personaje. El arte sigue estando a un gran nivel, y en cuanto a diversion no ha perdido ni un ápice respecto a la versión original.

Lo primero que nos llama la atención es el control, que ha sido alterado sustancialmente para adaptar todas y cada una de las acciones a los botones del mando. De esta manera, con los cuatro botones del frontal, en los que iremos destinando las diversas habilidades, y los gatillos superiores, para acciones como tomar pociones de salud de forma rápida, deberemos hacer frente a las hordas de enemigos del inframundo.

Hay un añadido, el stick izquierdo con el que seremos capaces de saltar y rodar por el suelo, lo que nos posibilita esquivar ciertos ataques, lo cual nos será muy útil en enfrentamientos con enemigos muy poderosos, y evitar trampas.

Es un control al que te adaptas con gran naturalidad, perfecto para consola y con el que acabas utilizando todos y cada uno de los botones del mando, si bien es cierto que sera un proceso muy progresivo en base a la adquisición de nuevos poderes y golpes.

El menú del personaje también ha sido cuidadosamente rediseñado para que se adapte mejor a la navegación con el stick, por lo que se ha optado por un interfaz circular en torno a la figura de nuestro héroe para seleccionar los atributos que más nos convengan y comparar de manera muy intuitiva cada uno de los items de nuestro equipo y así equiparnos con los más poderosos.

 diablo3-2

El inventario ha visto reducida su capacidad a 60 objetos, lo cual concuerda con lo que nos vamos a encontrar en las partidas. Si bien el jugador de consola no es tan paciente como el de PC y corre el riesgo de aburrirse gestionando sus pertenencias, ahora las recompensas que dejen los enemigos serán menos generosas con el fin de que vayamos haciéndonos con aquello que realmente nos es de utilidad evitándonos tener que descartar cada poco tiempo todo aquello que nos resulte inservible.

Como podéis ver nos encontramos ante una version más rápida y amena de Diablo III, que si bien puede llegar a resultar algo decepcionante a los puristas, es una magnífica aproximación a un público más casual y que esté deseoso por explorar este género y una franquicia que ya es leyenda.

Es una lástima que a nivel técnico no veamos una mejora sustancial respecto a la versión de PC, sobre todo si se ha disfrutado en uno de gama alta, que ojalá sí encontremos en una futura conversion para las nuevas consolas tal y como ya se ha anunciado. De hecho, puede que algunas de las imperfecciones gráficas que veamos se deban a pantallas de gran tamaño, pero por lo general son pequeños recortes y algún problema de estabilidad puntual que no empañan el producto final, cuyo motor gráfico rinde a un gran nivel.

Más sorprendentes son ciertos sacrificios de la versión, algunos tan celebrados como la eliminación de la conexión obligatoria a Internet, uno de los puntos más polémicos del lanzamiento de Diablo III y que habría causado tantos problemas dado que es mucho más usual tener conectado el ordenador que la videoconsola. También se han suprimido la Casa de subastas, que supone descartar el dinero real en las transacciones con el fin de una mayor inmersión en la experiencia de juego (próximamente desaparecerá también para compatibles), y Battle.net, pese a que en principio parecía un pilar fundamental para generar comunidad.

Esto no significa que el juego no pueda disfrutarse en modo multijugador, que sigue estando presente. Además, hay que añadir la posibilidad de jugar localmente, lo cual hace que las partidas ganen muchos enteros. Hasta cuatro jugadores pueden colaborar en una misma partida si bien es muy aconsejable que todos comiencen el viaje a la vez, pues incorporar nuevos aliados a mitad de la campaña supone que su nivel esté tremendamente descompensado, siendo una simple comparsa para el resto.

En conclusión, Diablo III ha sido reformulado para llevarlo a una nueva audiencia que bien puede estar segura de que se van a encontrar un grandísimo juego. Viene doblado al castellano y cuenta con diversas dificultades para los que busquen un reto extremadamente desafiante. Preparaos para una nueva experiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s