Verdun vs. Call of Duty Black Ops III, dos maneras de entender los shooters

verdun-blackops3

Hoy me gustaría comparar dos trailers lanzados recientemente que, además de hacer las delicias de los amantes de los juegos de acción en primera persona, deberían hacernos reflexionar sobre la evolución de este prolífico género al que le cuesta tanto reinventarse pese a los esfuerzos de los grandes estudios que lo toman como base para sus proyectos más ambiciosos.

He quedado gratamente sorprendido al ver las siguientes imágenes de la jugabilidad definitiva de Verdun, un título que por fin alcanza su fase final y que será distribuido vía Steam para Windows, Mac y Linux. M2H y Blackmill, los dos estudios que han colaborado para llevar a cabo este juego, han optado por ambientar su juego en uno de los conflictos bélicos -curiosamente- menos explotados por la industria, la Primera Guerra Mundial, y se han esforzado por plasmar la lucha en las trincheras de manera realista y sobrecogedora, con esas sangrientas cargas de la infantería a bayoneta calada atravesando un paisaje desolado y la defensa de las líneas con la visión mermada debido al uso de las máscaras de gas.

 

 

Aunque bien es cierto que Verdun, pese a gozar de una factura técnica muy superior a lo que en un principio apuntaba, no puede rivalizar con los trabajos de los grandes estudios, algo que queda patente en algunos detalles como las animaciones o el hecho de prescindir de las exigentes cinemáticas del modo historia que suelen ser vitales para la promoción, tiene valores importantes que no merecen ser despreciados. El juego, que basa su experiencia en el multijugador online y que ansía crear una vasta comunidad, recupera cierto aroma old school, esa obsesión por el cuidado de los entornos, de esa ambientación que condiciona cada partida y que debe ir acompañada de un minucioso diseño de los escenarios. Ese realismo que impregna la producción y que divierte precisamente por las limitaciones de su propia jugabilidad al hacernos sentir uno más en una guerra a gran escala.

Es curioso que los shooters que más están sonando y que están condenados a arrasar en ventas vayan precisamente en otra dirección. El nuevo Deus Ex y el muy esperado Call of Duty Black Ops III apuestan por romper las barreras de las que hablábamos para introducirnos en un personaje que sí marca la diferencia, con el que todo es posible, desde saltos de vértigo hasta poderes como la invisibilidad, la visión a través de las paredes, la superfuerza o el simple hecho de que en cualquier momento nuestro brazo se puede convertir en una letal ametralladora con el que abatir decenas de enemigos. Todo ello, claro está, porque estas producciones se trasladan a un futuro no muy lejano en el que aguardan verdaderas maravillas de la tecnología.

 

 

¿Es divertido? Efectivamente. No lo vamos a discutir, y desde luego lo que hemos visto hasta ahora nos deja claro de que su calidad va a estar fuera de toda duda. La evolución del género pasa por este tipo de innovación, algo de lo que Activision hace tiempo que se dio cuenta dejando a un lado los juegos de la Segunda Guerra Mundial que poco a poco caían en la repetición. En pocos años seguramente la guerra moderna también lo haga, y entonces habrá que buscar algo nuevo, pero lo que sí es cierto es que hay jugadores para todos los gustos. Algunos buscan gadgets de ensueño, otros una inmersión total en una batalla digna de un documental de historia del siglo XX.

El mercado es grande y todo tiene cabida. Hay dos maneras de entender los shooters, y hay que aplaudir ambas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s