‘Juego de Tronos’ toma impulso con la llegada del invierno más terrorífico

CasaAustera-3

Hacía semanas que la serie de HBO estaba siendo acusada de conformista, de no arriesgar más de lo necesario llegados a ese punto en el que el material de las novelas que adapta requiere del talento de los guionistas para avanzar en casi la totalidad de las tramas.

Pero aseverar que el tedio se había apoderado de Juego de Tronos es a mi modo de ver una equivocación a la altura de la anterior afirmación. La realidad es que la ficción, en términos de producción, está mejor que nunca, se están tomando las decisiones correctas para asegurar la fluidez del relato y sigue siendo un entretenimiento irresistible para el espectador.

Hay que entender, lo cual no requerirá un esfuerzo a los más fieles, que la serie basa parte de su éxito en los impactos cuidadosamente repartidos a lo largo de su metraje. La pasividad de su oratoria contrasta con capítulos hechos para crear verdadera afición, de hecho el octavo episodio de la temporada, titulado Casa Austera, es uno de ellos, y brilla con luz propia tanto en su vertiente narrativa como en el mero deleite visual. Sin duda, uno de los mejores de lo que llevamos de serie.

Juego de Tronos Casa Austera

El esperado encuentro entre Daenerys y Tyrion no decepcionó, abriendo un abanico de posibilidades para dos personajes que llevaban tiempo un tanto menguados. Basta decir que la audiencia de los prisioneros ante la Madre de Dragones nos regaló uno de los diálogos mejor escritos de la ficción, al nivel de los más memorables de las primeras temporadas.

Sin embargo es en la siguiente escena, la charla entre la Targaryen y el Lannister, cuando pudimos percibir el bien que la confluencia de sendas tramas le puede hacer a Juego de Tronos, por mucho que les pese a aquellos que siguen encorsetando el buen hacer de la ficción a las páginas de los libros.

Peter Dinklage, ya en el papel del nuevo consejero de la Reina, saca petróleo de la apagada interpretación de Emilia Clarke cuya excelente réplica me hizo pensar que por primera vez la actriz, y por consiguiente su personaje, ha comprendido enteramente de qué va la serie y su rol en la canción de hielo y fuego. Una unión, en definitiva, que promete darnos muy buenos momentos salvo sorpresas de última hora, pues es factible que las haya y más pronto que tarde.

Juego de Tronos Casa Austera

En segundo lugar, el episodio finalizó con uno de los excesos visuales que Juego de Tronos tiende a regalarnos una vez por temporada, una batalla más allá del muro que no tiene rival si la comparamos con las que hemos visto anteriormente tanto por la calidad de los efectos especiales utilizados como por el número de extras y por el cuidado de todos y cada uno de los elementos que aparecen en pantalla. 15 minutos de lucha que no llega a ser penalizada por su escala y que cuenta con unos actores a estas alturas mucho más curtidos en estos menesteres.

Los muertos peleando por atravesar la muralla, el gigante quitándose a sus enemigos de la espalda y aplastándolos a pisotones, el caminante blanco esquivando mandobles a la velocidad del rayo y sobre todo al resto de sus hermanos aumentando las filas de su ejército con los salvajes caídos con un simple gesto desafiante.

La terrorífica secuencia de esos niños inertes entre la bruma sólo es comparable con el silencio en el campo de batalla mientras Jon Nieve y los suyos contemplaban la horda que están dejando atrás a golpe de remo preguntándose si en verdad podrán hacer frente a ese invierno que ya está ahí.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s