15 videojuegos con dinosaurios que dejaron su huella

jurassic_park

Los dinosaurios vuelven a estar de moda, ya sea por el estreno en cines de Jurassic World o por la nueva hornada de lanzamientos en los que los animales prehistóricos tendrán una gran importancia, como por ejemplo el título de supervivencia Ark: Survival Evolved. Sin embargo, no nos dejemos engañar, se trata de una ambientación que nos ha encantado toda la vida por lo que podemos contar un buen número de juegos para el recuerdo y que han pasado por nuestras manos en algún momento.¡

 

 

 

Jurassic_Park_ocean

Jurassic Park

Es cierto que la película de Steven Spielberg tuvo su videojuego reglamentario en multitud de plataformas, con versiones tan memorables como las de Super Nintendo o Mega Drive. Sin embargo, la de PC merece una mención especial por ser un imprescindible de la generación DOS. Estaba firmada por Ocean y se puso a la venta en 1993.

En el juego Alan Grant debía superar las alambradas del parque y escapar de la isla en un entorno en el que absolutamente todo era hostil, desde las plantas hasta los insectos. Pero claro, nada comparable a los dinosaurios que campaban a sus anchas por el lugar, de modo que para llegar a los bunkers de seguridad y al resto de instalaciones debíamos esquivar las arremetidas de algún que otro triceratops irritado, los lanzamientos de saliva de los letales dilophosaurus -que eran legión- o especies más pequeñas pero que atacaban a gran velocidad. Todo ello mientras buscábamos al resto de integrantes del grupo, comenzando por Lex y Tim. El nivel laberíntico por las cloacas en el que debías acompañar al exterior a uno de los pequeños empujando una caja flotante era para armarse de paciencia.

 

Prehistorik

Prehistorik

Otro clásico para DOS desarrollado por Titus Interactive allá por 1991 que también tuvo sus correspondientes versiones en Amiga, Atari ST y Amstrad CPC. Se trataba de un juego de plataformas en el que controlábamos a un homo neanderthalensis que, armado con su garrote, se disponía a hacer acopio de comida para su supervivencia y la de los suyos. Así, debíamos acabar con cada enemigo que salía a nuestro encuentro, desde osos a dinosaurios varios, e introducirnos en las distintas cuevas del nivel para recoger fruta y otros víveres siempre que el fuego y las arañas nos lo permitieran.

El juego constaba de siete niveles con sus correspondientes jefes finales que iban desde enormes bestias a otros hombres primitivos con bastante mal genio. Más adelante, en 1993, recibió una secuela que, al igual que su antecesor, nos hace sentir muy viejos.

 

t-rex

Tomb Raider

Quién le iba a decir a Lara que en sus correrías por Perú buscando el Scion pasaría de esquivar lobos hambrientos y agresivos osos a luchar contra toda una manada de velocirraptores. Pero claro, recorrer el globo buscando los últimos reductos de civilizaciones olvidadas tiene sus riesgos, como por ejemplo descubrir el Valle Perdido, donde al parecer los dinosaurios no se consideran especie en extinción.

Los más nostálgicos todavía recordarán la excitación del combate con el enorme T-Rex, que en el año 2007 pudieron revivir gracias a Tomb Raider Anniversary, la revisión del clásico que desarrolló Crystal Dynamics en la que ahora sí había que pensar un poco aparte de apretar el gatillo como si no hubiera mañana para superarlo. En todo caso, se trata de uno de los jefes finales más memorables de la historia del videojuego.

 

Turok

Turok

El guerrero indio americano que da nombre al juego es todo un mito en la industria. Basado en un célebre cómic, Turok contaba la historia de una familia que, generación tras generación, debía viajar en el tiempo y proteger la barrera entre la Tierra y la Tierra Perdida, un mundo primitivo habitado por dinosaurios, alienígenas y otras extrañas criaturas.

Turok: Dinosaur Hunter (1997) fue el primero de los cuatro juegos que llegaron a Nintendo 64 de la mano de Acclaim (dos de ellos con versiones para PC) cosechando un enorme éxito desde su debut y convirtiéndose en un referente entre los shooters 3D con un fuerte componente de exploración. Con Turok Evolution, un título para PS2, Gamecube y PC lanzado en 2002, la franquicia empezó a dar síntomas de desgaste, por lo que tuvieron que pasar nada menos que seis años hasta que la marca se volviese a recuperar, esta vez con un reinicio completo.

El Turok de PS3, Xbox 360 y PC carecía de la fantasía de sus antecesores y apostaba por un carácter realista con una historia de mercenarios en un planeta con una fauna prehistórica en la que el protagonista, eso sí, volvió a contar con su arco y su machete aparte de todo un arsenal de armas de fuego. Un juego muy vistoso que apostaba por la mezcla entre sigilo y acción pero que no llegó a colmar las expectativas de los fans, puede que por un diseño de niveles irregular, algunos bugs bastante molestos y varias promesas incumplidas. Eso sí, volvía a contar con un combate final contra un fiero T-Rex que de hecho es uno de los combates más duros que se recuerdan en la pasada generación.

 

 

dino_crisis

Dino Crisis

Capcom lanzó en la que para muchos fue su época dorada esta franquicia que mantenía muchos puntos en común con Resident Evil, no en vano ambas fueron desarrolladas por Shinji Mikami, debutando en el año 1999 en PlayStation, Dreamcast y PC. Se trataba de un survival horror ambientado en una isla llamada Ibis, donde el turbio científico Edward Kirk desarrollaba en la sombra un programa armamentístico del que poco se sabía. Con el objetivo de capturarlo, un grupo de fuerzas especiales era enviado para infiltrarse en unas instalaciones que, como descubrirían nada más llegar, habían sido tomadas por mortíferos dinosaurios.

Su fórmula jugable, al igual que su saga hermana, se basaba en la exploración del mapa, la resolución de puzzles a través de la recuperación de items, la activación de mecanismos y por supuesto los tiroteos contra los múltiples enemigos con cierta debilidad por aparecer en el momento más inoportuno dándonos un susto de muerte. Todo haciendo uso de la cámara fija y con un apartado gráfico que ponía especial hincapié en los diseños 3D, de lo más vanguardistas para la época. Para el recuerdo queda esa atmósfera oscura y lluviosa, la sensación de aislamiento y por supuesto la tensión de ser perseguido sin descanso por velocirraptores y un enorme T-Rex que veían en la pobre Regina, protagonista principal del juego, el aperitivo perfecto.

Dino Crisis tuvo dos entregas más, siendo la segunda la más memorable.

king kong

Peter Jackson’s King Kong

Cuando el cineasta responsable de la saga de El Señor de los Anillos estrenó la cinta de aventuras que recuperaba para la gran pantalla al gorila gigante más famoso de todos los tiempos pocos dudaban de que el filme iría acompañado de su inevitable videojuego oficial. Claro que la verdadera sorpresa del asunto fue que un título de estas características y con un carácter tan comercial tuviese al prestigioso diseñador Michael Ancel, creador de Rayman y del maravilloso Beyond: Good & Evil, como cabeza de proyecto.

Su toque se notó y mucho, resultando un juego que no puede faltar en las listas de aquellos que, pese a estar basados en una película lo cual suele ser sinónimo de baja calidad, brillaron por méritos propios. Y es que la propuesta de Ancel no podía ser más variada, pues a lo largo de nuestro viaje por la Isla de la Calavera encarnando a Jack Driscoll debíamos enfrentarnos a la fauna local y superar zonas llenas de obstáculos y peligros logrando una muy buena interacción con los escenarios. Ya fuera con nuestra escopeta recortada o haciendo uso de las lanzas que encontrábamos por el lugar, debíamos hacer lo imposible por rescatar a Ann de la guarida del poderoso Kong, aunque lo más duro de la travesía era sin duda hacer frente a los muchos dinosaurios que campaban a sus anchas. A los más pacíficos los podías evitar escabulléndote entre sus patas, aunque el verdadero peligro se encontraba en aquellos más pequeños y agresivos y especialmente en los enormes tiranosaurios, a los que en varias ocasiones era mejor dejar atrás con un poco de ingenio.

El verdadero enfrentamiento con ellos llegaba en aquellos niveles en los que el juego te ponía a los mandos del mismísimo King Kong, sin duda de los momentos más satisfactorios, espectaculares y rebosantes de fuerza bruta tal y como se muestra en la película. De hecho, la forma con la que el simio solía poner fin al combate era desencajando la mandíbula de sus rivales haciendo añicos sus huesos.

El juego se lanzó en noviembre de 2005 para todas las plataformas siendo las versiones de PC y Xbox 360 las más avanzadas.

 

 

 

Dinobot-Grimlock

Transformers: La caída de Cybertron

Una de esas franquicias resucitadas también en el ámbito del entretenimiento digital gracias a la saga cinematográfica de Michael Bay. Aunque los títulos lanzados a la sombra de las películas no contaron con la calidad deseada, dos de ellos sí consiguieron satisfacer a los fans: Transformers: La guerra por Cybertron y Transformers: La caída de Cybertron. Ambos optaban por desmarcarse de la historia que nos contaron en la gran pantalla para trasladar la acción al planeta de origen de Autobots y Decepticons, donde libraron una dura batalla por el control de su mundo y que desembocó en su destrucción obligando a Optimus Prime y los suyos a abandonarlo.

Una aproximación mucho más purista y sorprendente a este rico universo que consiguió pulir su vertiginosa fórmula con una segunda parte estupenda. Un pastel cocinado por High Moon Studios cuya guinda fue la introducción de los legendarios dinobots, rediseñados a partir de su apariencia en las historietas en las que nacieron estos feroces guerreros. La recta final del juego era una orgía de destrucción gracias al colosal Grimlock, el favorito de los fans, que llevaba las batallas a una escala superior a base de pisotones y fogonazos.

 

yoshi

Super Mario World

Fue en este juego de SNES en el que tuvo lugar la primera aparición del simpático Yoshi, el dinosaurio que ha acompañado a Mario en tantísimos títulos de Nintendo desde entonces. Para conseguirlo debíamos golpear aquellos bloques de los que emergía el huevo que lo contenía. Una vez montados en él, podíamos hacer uso de sus habilidades como impulsarse en el aire moviendo rápidamente las patas o atrapar a los enemigos utilizando su lengua extensible. En muchos casos podía escupir sus caparazones para utilizarlos como arma arrojadiza o incluso generar una ráfaga de bolas de fuego dependiendo del color. Si el jugador tardaba mucho en decidirse, el glotón acababa engullendo a su presa.

Yoshi contaba con algunas limitaciones, como por ejemplo la imposibilidad de montarlo en los niveles en los que entrabas en un castillo o en una casa de fantasmas. En todo caso, el personaje gustó tanto que se convirtió en un indispensable de la franquicia que ha tenido incluso su propia saga que comenzó con el popular Yoshi’s Island.

 

Jurassic Park Operation Genesis

Jurassic Park: Operation Genesis

La franquicia de Steven Spielberg no sólo lleva desde su estreno nutriendo a la industria con multitud de videojuegos, sino que además han tocado casi todos los géneros. Jurassic Park: Operation Genesis (2003) cuenta con una premisa que a decir verdad tiene muchísima lógica, la construcción de tu propio parque de dinosaurios al más puro estilo Theme Park. De este modo, como si fueras el mismísimo John Hammond, debías ocuparte de tareas un tanto triviales como por ejemplo fijar el precio de las entradas y mejorar la infraestructura, lo cual nunca puede faltar en un simulador orientado a la gestión económica, y de otras que cobraban una importancia vital, como trasladar a los animales de una zona a otra o lidiar con cualquier catástrofe natural que pudiera poner en riesgo el sistema de seguridad.

Aunque en líneas generales todas estas acciones resultaban satisfactorias, el título optó por introducir algunos niveles orientados a la acción, suponemos que para acercar el producto a una audiencia mayor, y que no acabaron de cuajar en el conjunto. Una gran idea que en definitiva no fue desarrollada con la solidez necesaria y que tampoco brillaba como se esperaba a nivel técnico.

 

primal rage

Primal Rage

Todo el que viviese los 90 con un mando en las manos sabrá que si hubo un género que estuvo a punto de reventar por la cantidad de juegos clónicos que se lanzaron ese es el de lucha en perspectiva bidimensional. Y es que a juegos como el exitoso Mortal Kombat se le unieron otros como Primal Rage, que logró hacerse un sitio entre tanto competidor no sin cierta controversia. El título nos presentaba un universo alternativo en el que el impacto de un meteorito había asolado el planeta Tierra forzando a los humanos supervivientes a volver a agruparse en tribus primitivas. En medio de semejante caos se alzaron siete criaturas que fueron tomadas como dioses debido a su ferocidad y a sus sorprendentes habilidades, dividiéndose entre aquellas que deseaban la paz y las que habían nacido para ver el mundo arder.

Con un apartado gráfico portentoso que apostaba por el fotorrealismo y un estilo muy accesible que soportaba un máximo de dos jugadores en la partida, el juego fue considerado uno de los más violentos de su generación, no sólo por el evidente gore de esas peleas donde abundaban los combos, sino por algunas imágenes de humanos siendo devorados vivos.

Armadon, Blizzard, Sauron, Talon, Chaos, Diablo y Vértigo llegaron a Super Nintendo y Megadrive de la mano de Atari Games, aunque posteriormente tuvo ports a muchas otras plataformas. En 1995 se empezó a trabajar en una secuela que finalmente resultó cancelada, aunque dos años después su historia fue reciclada y convertida en una novela titulada Primal Rage: The Avatars.

 

Cadillacs And Dinosaurs

Cadillacs y dinosaurios

Algunos conocerán el cómic de los 80, otros la serie de televisión de dibujos animados, sin embargo la franquicia también reinó en las recreativas de todo el mundo con un juego de Capcom de los que solemos llamar “yo contra el barrio” (o beat’em up) similar al mítico Final Fight. Se jugaba igual y gráficamente eran un calco, aunque el personaje que seleccionábamos no solamente tenía que preocuparse de zurrar a los pandilleros que le salían al paso, sino también a sus mascotas de piel escamosa. Además, el principal punto de originalidad se encontraba en los niveles de conducción, que resultaban muy refrescantes.

La historia de Cadillacs y dinosaurios nos contaba que una serie de desastres naturales en el planeta obligaron a los humanos a refugiarse en ciudades subterráneas, en las que sobrevivieron varios siglos hasta que pudieron regresar a la superficie. Allí, especies extintas como los dinosaurios habían resurgido y, aunque en principio parecían convivir en armonía, la llegada de una banda llamada los “Mercenarios Oscuros” dedicada a la caza de estos animales provocó que comenzaran a enfurecerse.

 

dinodday

Dino D-Day

La industria del videojuego también ha de tener su serie B, productos de dudosa calidad pero que hacen las delicias de aquellos que buscan pasar un rato de lo más alocado frente a la pantalla de su ordenador. Muchos de sus grandes exponentes se encuentran en Steam, y entre ellos rescatamos este Dino D-Day que sorprende en primer lugar por su premisa: durante la Segunda Guerra Mundial los nazis consiguen resucitar a los dinosaurios para utilizarlos como el arma definitiva de las tropas de Adolf Hitler en su lucha contra los Aliados.

No hay más, sólo un juego de acción enfocado al multijugador por equipos en el que veremos a enormes triceratops cargando sobre sus espaldas cañones y torretas propias de los tanques de la época o tiranosaurios portando ametralladoras a ambos lados de sus mandíbulas. En definitiva, una payasada técnicamente muy justita pero cuya campaña promocional consiguió tener la repercusión que sus responsables, 800 North y Digital Ranch, deseaban. Y es que si el cine tiene Iron Sky, los videojuegos tienen Dino D-Day.

 

Jurassic Park the game

Jurassic Park: The Game

Y otro más con el sello de la saga cinematográfica. Sin embargo, merece la pena destacarlo ya que se trata de uno de los proyectos de TellTale que comenzaron a labrar la fórmula que les ha llevado al éxito en todo el mundo y que tan buenos resultados les dio con las dos entregas de The Walking Dead y The Wolf Among Us entre muchos otros juegos todavía inacabados. Una aventura gráfica que utilizó el modelo de descarga digital por capítulos, ya probado en trabajos como Regreso al futuro, y que abrazaba sin reparos una fórmula jugable cercana a la narración interactiva, en la que el jugador toma una serie de decisiones que provocarán que la trama de desarrolle de cierta manera.

El guión que se llevó a cabo nos devolvía directamente al primer filme, por lo que muchos lo entendieron como una secuela directa del clásico de los 90. Sin embargo, sus protagonistas no coincidían con los de la película, dando pie a una historia totalmente nueva y muy bien hilada, llena de referencias y que acontecía en paralelo a las correrías de Alan Grant y su grupo. Lástima que las limitaciones en el control y algunos bugs ensombrecieran la experiencia de un título notable a nivel artístico y que sirvió como punto de partida para lo que vino después.

 

 

LEGO Jurassic World

LEGO Jurassic World

Los fieles de TT Games recordarán la presencia de algunos dinosaurios en LEGO Marvel Super Heroes mientras perseguían a Magneto por cierta isla paradisiaca. Pues bien, parece que la idea gustó porque su primer proyecto para el 2015 ha sido LEGO Jurassic World, que aprovecha el estreno de la película de Universal para ofrecernos una visita turística a las islas Sorna y Nublar en las que el jugador revivirá los acontecimientos no sólo del reinicio de la franquicia, sino los de la trilogía original. Todo, por supuesto, con el sentido del humor que el estudio impregna a todos sus juegos.

Quien haya jugado a LEGO El Hobbit, LEGO Batman 3 o cualquier otro se podrá hacer una idea con suma facilidad de lo que el título ofrece, pues en ningún momento renucia a su espíritu plataformero y su fórmula basada en la recogida de items esenciales para seguir avanzando y superar sus retos al 100%. Una tarea nada despreciable y más teniendo en cuenta que más allá de las misiones su punto fuerte es explorar el parque a modo de mundo abierto para descubrir todos sus secretos y minijuegos. Uno de sus principales atractivos es sin duda la posibilidad de controlar a los dinosaurios que vayamos desbloqueando e incluso jugar a ser genetistas y así crear nuevas especies escogiendo las piezas y características que más nos gusten. Divertido a más no poder.

 

riptor

Killer Instinct

Por último, una mención especial. Killer Instinct se recuerda como uno de los mejores juegos del catálogo de Super Nintendo, un juego firmado por Rare de lucha 2D que siempre dio la impresión de cierta tridimensionalidad que en el año 1994 parecía ciencia ficción. No fue casualidad que Microsoft escuchase a los fans y apostara por recuperar la saga coincidiendo con el lanzamiento de Xbox One, su consola de nueva generación. En todo caso, gran parte de su éxito proviene de su espectacular plantel de luchadores, entre los que se encuentra el letal Riptor, un proyecto de Ultratech en el que combinaron genes humanos y genes de dinosaurio que deberá probar su valía como arma en el torneo que organiza la corporación. No podíamos resistirnos a incluirle en este repaso.

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Vaya trabajo de recopilación hermano! Guardo un especial recuerdo del primero de ellos, el Jurassic Park para PC de los años 90. Fue un juego novedoso, divertido y que me hizo pasar momentos inolvidables con mi hijo. Me gustaría volver a vivir la experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s