‘Juego de Tronos’ pone fin a su quinta temporada entre sangre y hielo

     tronos6

Juego de Tronos se despide de sus espectadores por quinta vez, dejando atrás la que posiblemente haya sido la temporada más controvertida hasta la fecha. Muertes imprevisibles, actos de crueldad extrema, el consabido exceso de violaciones y el rumbo de ciertas tramas alejándose del camino trazado en las novelas han sido algunos de los temas que han suscitado fuertes debates en las redes.

El capítulo final no iba a ser menos, y nos ha dejado algunas secuencias memorables que se unen al resto de los grandes momentos que hemos presenciado en las últimas semanas: la ofensiva de los caminantes blancos, el regreso de Jaqen H’gar, la noche de bodas de Sansa, el primer cara a cara de Tyrion con Daenerys o la irrupción de Drogon en la arena de Meereen, por citar sólo algunos. No, a esta temporada se la puede tildar de muchas cosas, pero desde luego no de irrelevante.

El hecho de que a muchos las nuevas tandas de episodios cada vez se nos hagan más cortas es mérito de los responsables de la producción de la HBO, que además ha dado un importante salto cualitativo en cuanto a producción. ¿Quién se iba a imaginar en la primera temporada tras la decepción que supuso la omisión de la primera gran batalla de Rob Stark que a estas alturas nos estarían amenizando con hordas de no-muertos escalando empalizadas, dragones incinerando lanceros en mitad de una revuelta y ejércitos aguantando cargas de caballería frente a los muros de Invernalia?

 tronos2

El éxito de la serie se hace notar cada vez más en pantalla, donde las tramas siguen sucediéndose tan ágilmente que es raro caer en el tedio. Sí es cierto que no todas ellas han estado a la altura de las expectativas, siendo precisamente aquella que tanta expectación levantó el pasado año por ser rodada dentro de nuestras fronteras la que más ha flaqueado. No gusta el diseño de las Serpientes de la Arena ni el papel que se les ha atribuido en la historia, a lo que hay que añadir el flaco favor que se le ha hecho al personaje de Dorian Martell, tan desaprovechado que no hace honor a su homónimo literario.

Mucho mejor han estado Jon Nieve, Daenerys, Arya e incluso Sansa, a los que sí se les ha sacado más partido. El hecho de que -como tantos fans han hecho notar- sus pasos a veces recorran un sendero paralelo al de las obras de R.R. Martin se ha traducido en la mayoría de los casos en atajos lógicos para dotar a la ficción televisiva de cierta coherencia muy necesaria en este medio, descartando personajes cuya implicación no era decisiva en los acontecimientos y entrelazando sus caminos no por casualidad. En todo caso los más puristas habrán notado que muchos de ellos finalizan la temporada en el mismo punto en el que cierra Danza de Dragones, lo cual da más tiempo a los guionistas para allanar el camino de cara al futuro de la serie.

tronos5

‘La misericordia de la madre’, el último capítulo que veremos en 2015, ha sido el encargado de poner esos cimientos que repercutirán poderosamente no sólo en el porvenir de los Siete Reinos, sino también en varios de los personajes centrales de esta enrevesada fantasía medieval. La humillación pública de Cersei, con ese paseíllo ante la plebe de Desembarco del Rey, supondrá un antes y un después en su trayectoria, aunque todavía no sepamos a ciencia en qué se convertirá tras la traumática experiencia. Es cierto que se trata de una escena que a menudo son acusadas de alimentar el morbo de la ficción, sin embargo es tal su fuerza y relevancia que bien podemos justificar los excesos en su puesta en escena. Al fin y al cabo se trata de Juego de Tronos, por lo que quien a estas alturas se escandalice es mejor que se replantee su elección ante la tremenda oferta televisiva de la que gozamos actualmente.

Y más si tenemos en cuenta que a lo largo de esa hora de metraje pudimos ver algunos instantes tan perturbadores como el asesinato de Meryn Trant a manos de Arya, quien después de dar rienda suelta a su sadismo ante tres niñas en un prostíbulo es degollado por la discípula de los Hombres sin Rostro no recibir sendas cuchilladas en los ojos. Claro que la venganza tiene un precio, y en el caso de la Stark será la ceguera… ¿permanente?

tronos1

Capítulo, en definitiva, de sensaciones encontradas en el que la consternación primó por encima de todo. No podemos obviar que ciertas tramas se encuentran en una situación profundamente desalentadora y que no será fácil volver a enderezar. Es el caso de la caída de Stannis, a quien el sacrificio de la pequeña Shireen sólo le sirvió para prolongar lo inevitable, la fuga de gran parte de sus tropas y su derrota ante los Bolton, quienes al menos perdieron una de sus principales bazas en el norte con la intrépida fuga de Sansa junto a Theon. La ejecución del mayor de los Baratheon llevada a cabo por Brienne puso fin a las aspiraciones al trono de esta familia sumida en la desgracia.

Una tragedia superada si cabe por la muerte de Myrcella, lo cual pronostica tiempos de guerra, en los brazos de su recién reconocido padre, cuya misión de recuperarla supone otro de los grandes fracasos de los que hemos sido testigos. Pero nada comparable con el verdadero bombazo del capítulo, lo que a buen seguro alimentará las conversaciones de los espectadores durante los próximos meses.

tronos3

La imagen del Lord Comandante tendido sobre un manto de nieve teñido de sangre dio paso a un fundido a negro que un mar de voces aprovecharon para exclamar dubitativas… ¿será verdad? Eso parece, y más si tenemos en cuenta las declaraciones del actor británico Kit Harington en las que confirmaba que su paso por la serie tocaba a su fin y que incluso recibió una fiesta de despedida en su último día por parte del equipo de rodaje.

Veremos, pues somos muchos los que restan credibilidad a sus palabras en pos del inesperado renacer de su personaje de cara a la sexta temporada, aunque de ser así nos dejaría con un panorama desalentador. Que su papel en los acontecimientos venideros haya quedado truncado por las traicioneras tajaduras de sus hermanos de armas –incluido el joven Olly para añadir unas gotas más de dramatismo- sería un duro golpe para la ficción, dejando un hueco muy difícil de llenar argumentalmente, y más con la llegada de ese invierno largamente pronosticado que ya está llamando a las puertas del Muro.

tronos7

Pero esa es la televisión de hoy, la que nos atrae y la que crea afición. ¿Qué sería una buena serie sin sus consabidos cliffhangers? Son esas incógnitas las que nos harán celebrar el regreso de Juego de Tronos como cada temporada con la esperanza de que nos revele por fin qué será de la Madre de Dragones tras reencontrarse con los dothraki, o qué ocurrirá con Sam y Elí a su llegada a Antigua. Incluso qué nueva barbaridad nos aguarda con la reaparición de la ‘nueva’ Montaña que pareció orquestada por la propia Mary Shelley.

Esperaremos a esto y mucho más pero eso sí, con la rebequita puesta que ya soplan los vientos de invierno.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s