Análisis de Uncharted: The Nathan Drake Collection

uncharted-the-nathan-drake-collection-2

Si hace pocas semanas repasábamos las novedades de la remasterización de la tercera entrega de God of War hoy le toca el turno a otra de las joyas del catálogo de PS3, aunque al contrario de lo que ocurrió con el espartano en esta ocasión lo hace por partida triple con el fin de que los jugadores tengan acceso a prácticamente todo el arco argumental de las aventuras de Nathan Drake hasta el momento. Porque siguiendo la línea de otros títulos como The Last of Us Remasterizado, Sony defiende este tipo de lanzamientos alegando que una gran parte de los jugadores que han dado el salto a su plataforma de nueva generación nunca tuvieron su antecesora y por tanto no pudieron disfrutar de algunas de sus franquicias más emblemáticas, lo cual han secundado desde Naughty Dog, creadores de Uncharted, afirmando que nada menos que un 80% de los poseedores de una PlayStation 4 nunca han jugado a la popular saga.

Más allá de que en realidad se trate de una meditada estrategia para nutrir a la sobremesa de títulos exclusivos ante la sequía de grandes títulos de cara a la campaña navideña tras el retraso de Uncharted 4 o el hecho de que algunos de los grandes lanzamientos de la compañía como Horizon: Zero Dawn estén fechados para 2016, no podemos dejar pasar que se trata de una estupenda oportunidad para redescubrir una de las mejores trilogías de los últimos años. El esmero que han dedicado para que estos juegos luzcan mejor que nunca ha sido realmente notable y dejan a entrever las expectativas que ha depositado la editora en el producto -es curioso que su promoción haya superado ampliamente a Until Dawn, una propuesta íntegramente para la next gen y que está siendo un éxito comercial y de crítica- confiando en Bluepoint Games su puesta a punto. Recordemos que el estudio tiene una gran experiencia en este punto ya que han trabajado en este tipo de conversiones con ICO & Shadow of the Colossus Classics HD y Metal Gear Solid HD Collection.

En primer lugar, decir que los tres juegos de la colección como cabía esperar corren a 1080p y 60fps, lo cual hacen que su jugabilidad sea deliciosa. Tampoco dudábamos en que las texturas en el modelado de los personajes y en los escenarios iban a ser revisadas, al igual que muchos efectos, y aunque nada se ha rehecho de cero y la evolución gráfica es hasta cierto punto discreta, sí que deja un buen sabor de boca. Ha sido en Uncharted: El tesoro de Drake donde se nota una mayor dedicación, obviamente por ser un juego de finales de 2007 cuando PS3 estaba empezando a demostrar de lo que era capaz, no solamente a nivel visual, donde ha sido pulido a conciencia, sino también en lo jugable.

Se ha optado por descartar aquel minujuego para mantener el equilibrio cuando avanzábamos por una pasarela estrecha, ya que se basaba en el sistema de los giroscopios del Sixaxis que acabó cayendo en el olvido según avanzaba la generación por las dificultades para integrarlo debidamente en los juegos. Ahora se cruza de manera muy simple, y aunque podían haber integrado otro tipo de mecánica, en definitiva nos hace olvidar uno de los puntos menos atractivos de la aventura.

uncharted-the-nathan-drake-collection-1

Los tiroteos, que no estaban tan bien resueltos como en las entregas posteriores, también han sido revisados. Aquí hay que señalar que no solamente el apuntado responde mejor de lo que lo hacía en su día, sino que se ha modificado el nivel de daño de los enemigos gracias a lo cual abatir a un pirata ataviado con una camiseta de tirantes no nos requerirá vaciarle un cargador en el pecho como si en realidad ocultara un chaleco de kevlar. Otra cosa es que la absorción de impactos o las físicas al caer estén muy lejos de ser realistas.

Pese a todas las mejoras que han sido muy de agradecer, el paso del primer juego al segundo supone un salto cualitativo importante. La puesta en escena, la narrativa, el control, las animaciones, la iluminación, el detalle de los entornos… todo gana muchos enteros. En general, se trata de un episodio que sabe jugar mucho mejor con los tiempos, que intercala de manera más acertada las secciones de plataformas con el sigilo y los tiroteos, los cuales dicho sea de paso mejoran sustancialmente gracias al planteamiento de cada situación y al diseño de los escenarios.

Es cierto que posiblemente algunos tramos nos recuerden que Uncharted 2: El Reino de los Ladrones tiene ya seis años a sus espaldas, como la infiltración en el museo de Estambul, pero es en los niveles más desenfrenados cuando apenas tiene algo que envidiar a juegos más actuales. Es más, su carácter cinematográfico hace que el asalto al tren o la emblemática huída del Hotel Shangri-La sigan siendo puro espectáculo.

uncharted-the-nathan-drake-collection-3

Una vez lleguemos a Uncharted 3: La traición de Drake, donde las diferencias respecto a la segunda entrega son más moderadas, la experiencia se asienta todavía más. El uso de las armas de fuego y sobre todo el combate cuerpo a cuerpo ya son otro cantar, aunque donde realmente brilla es en las animaciones, algo evidente desde el mismo momento en el que echamos a andar con Nathan y exploramos cada rincón de los escenarios. Sin duda el título más completo, y aunque seamos muchos los que sigamos considerando El Reino de los Ladrones como el más inmersivo, es el que puede codearse con la mayoría de las producciones que están aterrizando en PlayStation 4.

En definitiva una remasterización que queda un peldaño por encima de la mayoría y que debería ser un referente para el resto de estudios, pues vemos poco probable que Uncharted sea el último clásico en gozar de un relanzamiento. Desgraciadamente es en el formato donde la colección se queda algo coja, puesto que carece de extras de interés. El modo foto, las estadísticas online de nuestros amigos, la introducción de un modo carrera continua para los speedrunners, las modificaciones de juego y nuevos niveles de dificultad extremos -Explorador para los novatos y el Brutal para los más intrépidos que deberemos desbloquear- se nos antojan muy poca cosa, a lo que hay que añadir los nuevos trofeos y las recompensas en forma de 80 apariencias para el protagonista. Además, las ilustraciones no resutan un homenaje adecuado a la trilogía original de Naughty Dog, más ahora cuando no hace mucho la comunidad aplaudió el cariño con el que se comercializó Rare Replay, cargado de extras y documentales.

uncharted-the-nathan-drake-collection-4

Pero la decisión más polémica de todas ha sido sin duda la de prescindir de los modos multijugador de Uncharted 2 y 3, puede que debido a que Sony está más interesada en potenciar el juego en línea de la cuarta parte el año que viene, y de Uncharted: El Abismo de Oro, la entrega exclusiva para PS Vita que sospechamos hubiese sido especialmente complicada de remasterizar. Razones que hasta cierto punto resultan comprensibles aunque lamentablemente nos dejan con las ganas de haber recibido un producto todavía más redondo.

En todo caso, más de treinta horas de juego y la posibilidad de acceder a la beta de Uncharted 4 en diciembre son unos estupendos alicientes para hacerse con Uncharted: The Nathan Drake Collection, y aunque es imposible ocultar que en ningún caso se trata de una experiencia de nueva generación, es agradable comprobar que la saga ha envejecido muy bien y que no existe tanta distancia como algunos piensan respecto a muchas de las novedades de la consola, lo cual es puro mérito de sus desarrolladores.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s