The Magicians, para aquellos que no quieren renunciar a la magia

the magiciansVamos a admitirlo, somos esa generación que todavía está esperando a que le llegue la carta de Hogwarts pese a saber que ya estamos un poco talluditos para ir a la Escuela de magia y Hechicería. Pero no pasa nada. Syfy se va encargar de nuestra educación mágica superior y nos va a inscribir a todos en el campus de Brakebills gracias a The Magicians, serie que presentó hace poco en un evento repleto de magia. Y es que nueva serie de la cadena está basada en la trilogía literaria escrita de Lev Grossman, con el mismo título, estos tres libros suplicaban ser adaptados en televisión.

El piloto de la ficción nos presenta a Quentin Coldwater, que es un hombre brillante con un punto de melancolía que siempre viene muy bien en estos casos y que está obsesionado con un libro de fantasía para niños llamado Fillory and Further. Y nuestro Quentin necesita rápidamente y con urgencia algo de magia en su vida que vaya más allá de unos trucos de manos. La obsesión de nuestro protagonista es un escape de una realidad que no puede estar más alejada de lo que querría para él… Pero cuando lo encontramos nuestro melancólico millenial está dispuesto a dejar de lado todas sus posesiones “infantiles” a “vender la colección de libros y ponerme serio”. Ouch. Nos esperábamos esta crítica a la nostalgia por parte de algún crítico revenido pero de Syfy no. ¿Qué vamos a hacer ahora con nuestras varitas mágicas y ese cosplay de Buffy Cazavampiros que tenemos guardado en el armario? Pero tranquilos porque esta sensación era una falsa alarma, pronto nos damos cuenta de que la serie no pretende para nada echarnos una regañina a todos los fans de la fantasía, sino que es una ficción que refleja nuestra relación con ese género. Un relato-espejo sobre un mundo repleto de relatos-espejo.

magicians-trailer

El estilo visual de The Magicians dibuja un marcado entre ambos mundos. Así, por un lado el Nuevo York que nos muestra el capítulo piloto se nos presenta en tonalidades oscuras y  mates ya nos estén enseñando un bonito edificio de oficinas o un almacén perdido de la mano de Dios,o mientras que todo lo perteneciente a Brakebills y su campus es acogedor y brillante. Esto juega un importante papel en las historias paralelas de Quentin y su mejor amiga, Julia – que hace tiempo que se rindió a la realidad- que son de lejos los papeles mejor dibujados en este episodio (quedamos a la espera de ver como evoluciona el prometedor villano). Mientras que en Brakebills, Quentin siente que por fin ha encontrado su propósito en la vida, Julia es rechazada por esta universidad y se obsesiona con la mágica vida que se está perdiendo.

The magicians protagonistas

Quizá el único problema que le podemos achacar al piloto es que, como un mago que sabe que tiene un buen as en la manga, lanza muchas pelotas al aire y, aunque no se le cae ninguna, resulta complicado para el espectador seguir la trayectoria de todas, mientras alguien hace un truco de cartas y un prestidigitador hace juegos de manos. Pero considerando que es un piloto y que debe poner toda la carne en el asador, no tiene porqué suponer un problema mientras que cada ilusionista siga sabiendo hacer su trabajo y el maestro de ceremonias sepa dosificar bien cada actuación.

Desde luego, en Programa Piloto vamos a mandar una solicitud a Brakebills, no estamos dispuestos a vender nuestros libros de fantasía todavía.

The Magicians se estrenará el 3 de febrero en Syfy España.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s