Battleborn, la nueva franquicia de los creadores de Borderlands que busca su sitio

battleborn1

Es bueno comprobar que a día de hoy, pese a que el shooter sigue siendo la apuesta más socorrida de las compañías al ser el género con más demanda por parte de los jugadores, los estudios se esfuerzan cada vez más en crear títulos que aporten un mayor valor para aquellos que lo adquieran. Si hace meses hablábamos de que Call of Duty Black Ops III asombraba a la comunidad combinando una campaña para un jugador con la experiencia cooperativa del modo zombies y la vertiente competitiva del multijugador tradicional, Battleborn también ha llegado con la intención de hacerse notar por la flexibilidad de su propuesta.

El juego de Gearbox Software pide a gritos ser recibido con cierta atención simplemente por el currículum de sus desarrolladores, en el que destaca muy por encima del resto de trabajos la saga Borderlands. Sin embargo, hablar de su nuevo título haciendo referencia directa a este gran éxito podría llevar a equívoco, pues pese a tener ciertos rasgos que denotan quiénes son sus responsables, tiene unas metas un tanto diferentes.

Tal vez su estilo desenfadado y gamberro sea su principal declaración de intenciones, pues a su ambientación futurista hay que sumarle un diseño cartoon muy acusado que ha sido llevado a la pantalla con el consabido cell-shading que le aporta una apariencia de dibujo animado que cautivará o disgustará dependiendo del jugador. En todo caso, huir del fotorrealismo es la gran apuesta del juego y eso hay que respetarlo.

Como también hay que valorar que quiera ser considerado por todo tipo de jugadores, desde el solitario que podrá disfrutar su campaña de principio a fin hasta el amante de los modos online, ya sea acompañado por sus amigos o no.

Pero en este punto hay que ser muy claros, Battleborn ha sido concebido para ser jugado en grupo, que es cuando todas sus virtudes se ven potenciadas al máximo.

En primer lugar tendremos un modo historia con ocho misiones en total y que nos propondrán ser el héroe (o uno de ellos) que salven de la extinción a la última estrella del universo. Su desarrollo es muy entretenido, visitaremos planetas muy diversos y haremos frente a jefes finales de lo más desafiantes, pues ya avisamos que una vez avancemos la dificultad es digna de tener en cuenta.

Sí es cierto que no es la campaña más inspirada que podemos encontrar a día de hoy, la acción tiende a suceder en puntos concretos del escenario descuidando la exploración de otros y su repetición de objetivos –normalmente hacer frente a varias oleadas enemigas o escoltar a un personaje- señala que uno de sus principales cometidos es servir de entrenamiento para el multijugador.

No son fases excesivamente largas, normalmente pueden superarse en unos 45 minutos, y se pueden disfrutar en solitario, en cooperativo local a pantalla dividida o en cooperativo online con un total de 5 personajes.

En total hay 25 héroes, algunos de ellos disponibles desde el inicio y otros que deberán ser desbloqueados. Son muy variados y su diseño en ocasiones es delirante, aunque como ya comentaron aquellos que probaron la beta se perciben algo descompensados. Es por eso que, al dividirse entre combatientes de apoyo, defensa y ataque, será prmordial hacer un grupo equilibrado para salir airoso de los retos más duros.

Aunque seguramente nos animemos a probar varios de ellos antes de decantarnos por el definitivo, sí habrá que prestar atención a su progresión, que nos obligará a ir mejorando sus habilidades escogiendo de dos en dos, es decir, optando siempre por una mejora en detrimento de otra. Una vez se decida, ya no hay marcha atrás.

La dificultad de la campaña se ajustará en función del número de jugadores con el que se vaya a afrontar. Cabe decir que el número de vidas es limitado y cada vez que alguien del escuadrón caiga –y no nos haya dado tiempo a reanimarle- se restará una. Si nos quedamos sin vidas… habrá que empezar de cero, de modo que tonterías las justas.

battleborn-2

Donde Battleborn sí consigue destacar es sin duda en el modo Incursión, el que más está dando que hablar y que le dotan de ese peculiar carácter MOBA que cada vez atrae a más jugadores. Son partidas por equipos de cinco contra cinco en los que deberemos derribar a dos guardianes enemigos, unas robóticas criaturas cuyos escudos sólo cederán frente a la labor de nuestros esbirros, que iniciarán su penosa marcha desde nuestra base hasta su posición para atacarles mientras evitamos que sean abatidos.

Para lograrlo podremos construir drones y torretas canjeando el mineral que iremos recolectando por todo el mapa. En definitiva, una fórmula que a muchos les será de sobra conocida y que sacará el máximo partido a esa jugabilidad tan directa y sencilla de la que el título hace gala.

Y para completar el pack, mencionar la inclusión del clásico modo Captura, que no llevará a engaño a nadie, y el modo Fusión, en el que ganaremos puntos cuantos más esbirros caigan en una trituradora.

Puede que uno de los puntos más decepcionantes de Battleborn sea precisamente su apartado técnico. El Unreal Engine 3 es un motor que, para los tiempos que corren, ofrece un rendimiento algo justo aunque satisfactorio, y aunque en la versión analizada de PS4 funciona a 1080p y 30fps es bastante común notar caídas en el framerate cuando se acumulan muchos enemigos en pantalla.

Por supuesto no hay que confundirse al hablar de gráficos con su nivel artístico, muy personal y por momentos carismático como evidencia el corto de animación que abre el juego. Además, aunque la banda sonora es discreta su localización al castellano es sencillamente excelente.

battleborn-3

En conclusión, nos encontramos ante un título interesante, un curioso cóctel que ha sido mezclado cuidadosamente pero que no puede evitar dejar un sabor un tanto agridulce. Lo inclasificable –y un tanto desconcertante- de su concepto y algunas decisiones polémicas como la necesidad de estar siempre conectado se juegue como se juegue suponen un lastre aunque serán los jugadores los que tengan la última palabra.

Battleborn luchará, y nunca mejor dicho, por encontrar su hueco en el mercado. No lo tendrá fácil, son muchas las grandes apuestas dirigidas al ámbito online que no están resultando como se esperaba (The Division) y va a tener que convivir con algunos desembarcos muy esperados (Overwatch). Desde luego es momento de héroes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s