Midseason finale de The Walking Dead: Sangrienta a la par que esperanzadora

twd_707_gp_0720_0128-rtVaya por delante que yo soy una fan extraña de The Walking Dead. Mi temporada favorita es la granja de Hershel y me gusta cuando la serie hace pasar a los personajes por una especie de calma chicha (en el caso de la granja) o de arenas pantanosas (en la presente temporada). Es entonces cuando los personajes se revuelven contra sí mismos, giran en espirales y cambian, cuando parece que todo lo de fuera se ha congelado es cuando los personajes tienen tiempo para cambiar.

the_walking_dead_s07e08_still_4

La llegada de Negan le ha costado unos cuantos espectadores a The Walking Dead porque, siendo honestos, el personaje de Jeffrey Dean Morgan habla como una cotorra puesta de anfetaminas y emborrachada de poder. Así. Todo junto.  El problema no es del personaje, ni del actor, sino de una falta de dosificación impuesta por la necesidad de que el nuevo villano arrastrara a Rick y compañía como un tsunami de palabras, alambre de púas y sangre. Eso lo logra. Negan da miedo y consigue ser a la vez atractivo y nauseabundo. Además, los amantes del comic pueden respirar tranquilos porque Nicotero ha cumplido y mandó a Carl a matar al dueño de Lucille probando de nuevo que la serie de AMC cada vez más, quiere abrazar sus orígenes en papel impreso.

the-walking-dead-season-7-mid-season-finale-may-feature-a-major-twd-character-death

Con esta obsesión de Negan por hacer monólogos larguísimos como si estuviera audicionando para el papel de una chica Gilmore, los guionistas han sido listos y ofrecían respiros. El descubrimiento de Tara de esa comunidad sólo de mujeres convertidas en amazonas postapocalípticas, la interesante presentación de Ezequiel y el Reino y el capítulo que ha sido mi debilidad personal esta temporada Go Getters, que nos llevaba a Hilltop y a reencontrarnos con una Maggie que vuelve a demostrar que es mucho más que una cara bonita. Y sí, defenderé a muerte el momento de “amor adolescente” protagonizado por Carl y Enid, patines incluidos. El hijo de Rick bastante mal lo pasa ya y a veces pasan cosas buenas. Hasta cuando los muertos se levantan y tienes a Negan de vecino.

Christian Serratos as Rosita Espinosa, Chandler Riggs as Carl Grimes, Danai Gurira as Michonne, Alanna Masterson as Tara Chambler, Andrew Lincoln as Rick Grimes - The Walking Dead _ Season 7, Episode 8 - Photo Credit: Gene Page/AMC

El final de mitad de temporada ha sido sorprendentemente optimista, como si los guionistas sintieran que sus espectadores necesitan un descanso. Y es que aunque uno sepa lo que va a ver y no espere verlos a todos cantando felices un musical, lo cierto es que después de un discurso de Negan hace falta coger aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s