Las 7 mayores decepciones que nos ha dejado el 2016 en los videojuegos

street-fighter-v-ryu-cammy El año que nos deja será recordado por habernos regalado muchas satisfacciones pero también un buen puñado de desengaños que han afectado a esta industria en mayor o menor medida. A continuación vamos a repasar aquellos que más polémica han suscitado.

no-man's-sky

No Man’s Sky y la explosión de la burbuja

No cabe duda de que hablamos de uno de los desarrollos que más expectación ha generado en los últimos años debido a la ambición de su propuesta. Un juego en el que la exploración espacial alcanzaba un nuevo nivel gracias a un universo en el que no encontraríamos un planeta igual al anterior y que daba al jugador completa libertad para acometer un viaje sin un destino específico ni una meta concreta.

Aunque sin duda se trata de un proyecto muy original y que no tiene réplica en el mercado, la polémica le ha acompañado desde su mismo lanzamiento. Pese a que en un principio tuvo una excelente acogida, crítica y público no tardaron mucho en señalar que la experiencia no era tan variada como parecía y que era habitual caer en el tedio según se acumulaban las horas de juego.

Se culpó a una campaña promocional que incluso Sony reconoció que no fue del todo acertada, especialmente después de que los medios se hicieran eco de las devoluciones en masa en Steam y que al título se le tildara de uno de los grandes pufos del catálogo de exclusivos de PS4.

Lo cierto es que No Man’s Sky es juego muy singular, con ideas muy interesantes pero que claramente no es para todo el mundo. Veremos si Hello Games sigue trabajando para cumplir todas esas promesas que se quedaron en el tintero y amplía su propuesta con más contenido que ofrezca a los aficionados un mayor abanico de posibilidades.

Lee el análisis completo: No Man’s Sky, el singular viaje a ninguna parte

playstation_vr

El futuro incierto de la realidad virtual

Múltiples dispositivos – HTC Vive, Oculus, PlayStation VR– e infinidad de aplicaciones para una tecnología que por fin ha pasado de ser ciencia ficción a una realidad muy cotidiana, que en pocos años y según los más entusiastas está llamada a reformular nuestra forma de jugar.

La apuesta por la realidad virtual ha sido clara en los planes de las grandes compañías desde hace algún tiempo. De hecho, parte de la justificación de Sony de cara al lanzamiento de PlayStation 4 Pro ha sido precisamente el ofrecer la potencia extra que los entornos generados por este tipo de juegos exigían.

A día de hoy, las cifras de ventas de los distintos tipos de gafas están siendo cuanto menos pobres. Tal vez sea por su elevado precio, o porque para nuestra sorpresa la promoción de muchas de ellas ha sido mucho más difusa de lo que imaginábamos. En todo caso, y tras probar algunos de los principales títulos desarrollados íntegramente para esta tecnología, hay que asumir que han sido concebidos más como impresionantes demostraciones técnicas que como propuestas verdaderamente sólidas.

A todos nos ha gustado ponernos la máscara del hombre-murciélago en Batman VR o explorar el asombroso mundo de Robinson: The Journey. Experiencias diferentes al resto, desde luego, pero también muy breves y para muchos un tanto mareantes.

2017 será un año crucial a la hora de valorar el verdadero éxito de la realidad virtual entre el público y si el apoyo de los grandes estudios sigue gozando de buena salud. En el horizonte, el temor de que este fenómeno acabe siendo tan fugaz e insípido para los aficionados a los videojuegos como lo fue Kinect o PS Move, estancados en géneros muy determinados y parcialmente olvidados por los desarrolladores.

 metal_gear_survive

La tormenta en torno al nuevo Metal Gear y sus zombies

Bien, es cierto que se trata de un juego que todavía no se ha lanzado, pero sólo hace falta darse un paseo por los foros para darse cuenta del odio que este proyecto ha despertado desde el mismo instante en el que fue presentado en sociedad.

Se trataba del primer Metal Gear sin Hideo Kojima a los mandos de la saga –con permiso del Metal Gear Rising de Platinum Games– después de la desagradable ruptura entre el afamado desarrollador y Konami. Es más, según se reveló hace algunas semanas, el padre de la saga estuvo apartado de la producción de la quinta entrega durante los meses previos a su salida al mercado, lo cual es buena prueba de los conflictos internos que se sucedieron y de la percepción de que se trató de un juego inacabado.

Pues bien, los fans, que no tardaron en posicionarse a favor del padre de la criatura, vieron horrorizados cómo la compañía intentaba exprimir un poco más la vaca con este Metal Gear Survive, un juego alternativo que no tenía demasiado que ver con la esencia de la saga y que aprovechaba la moda de los zombies para introducir a los protagonistas del título en un mundo de pesadilla, en el que al parecer la cooperación será esencial para sobrevivir.

Todos y cada uno de los vídeos compartidos del juego tienen una cantidad desmesurada de dislikes, una forma como cualquier otra de que la comunidad, que se siente traicionada por Konami, muestre su rechazo a un proyecto que confirmó los peores temores.

 ryu

Street Fighter V y su conexión al desastre

Lo del juego de lucha de Capcom todavía seguimos sin entenderlo. La mítica saga de lucha debutaba con su quinta entrega en la actual generación prometiendo llevar toda la diversión del laureado Street Fighter IV a un nuevo nivel. Su jugabilidad seguía siendo tan rápida y versátil como siempre, y su plantel de personajes era marca de la casa, una excelente prueba de que sus desarrolladores siguen manteniendo todo talento intacto.

Sin embargo, su lanzamiento ya estuvo marcado por la polémica dado que prácticamente prescindía de los modos para un jugador volcándose en la experiencia online, en esa modalidad competitiva en la que había reinado en el pasado y que sin la menor duda fue tomada como referencia a la hora de concebirlo.

Más allá de las críticas por su evidente falta de contenido, que en los siguientes meses fue resolviendo parcialmente gracias a múltiples actualizaciones y a la inclusión de un modo historia, lo que realmente enfureció a la comunidad fue el lamentable estado de los servidores, que fallaban continuamente y dificultaban el matchmaking, o lo que es lo mismo, el emparejamiento de jugadores.

El hecho de que casi un año después de su lanzamiento no se hayan acabado de corregir los errores en el juego en línea y que los usuarios todavía clamen al cielo por el evidente lag que sufren en las partidas es difícilmente disculpable, incluso teniendo en cuenta la gran calidad que atesora el título.

 mafia-iii-portada

Mafia III, el príncipe que no pudo reinar

La saga de 2K tiene un notable prestigio entre la comunidad de jugadores, por eso es tremendamente decepcionante que su tercera entrega no haya acabado de cumplir las expectativas.

Lo tenía todo para triunfar, un excelente apartado artístico, una ambientación muy poco explotada, un trasfondo excitante con temas que aún hoy siguen de rabiosa actualidad como la intolerancia racial y una historia muy bien llevada profundamente cinematográfica.

Seguramente por culpa de un lanzamiento algo precipitado, donde el juego no pudo brillar fue en lo puramente técnico, en un mundo abierto que se mostraba muy inconsistente y que presentaba problemas significativos a nivel gráfico y en cuanto a rendimiento.

Si a eso le sumamos que avanzar en el juego acababa resultando muy repetitivo y tedioso debido a una serie de misiones secundarias muy poco inspiradas y de obligado cumplimiento para poder acceder a aquellas mejor planteadas, el resultado es una entrega agridulce que sin ser un mal juego ni mucho menos da la sensación de que podría haber brillado mucho más.

Lee el análisis completo: Mafia III, cuando la familia no tiene color disney-infinity-characters

¿El final de los juegos Toy to Life?

Parece que el éxito de Disney en el cine no ha tenido su reflejo en el mundo de los videojuegos, donde la compañía hace tiempo que no levanta cabeza. Su último traspiés, la saga Disney Infinity que tras tres entregas, la última de ellas basada en el universo cinematográfico de Star Wars, y decenas de figuritas –muy bonitas, todo hay que decirlo- en los stands de las tiendas, han decidido dar carpetazo al asunto y abandonar definitivamente el desarrollo de juegos propios, por lo que en el futuro serán estudios externos los que se encarguen de dar vida a sus mejores sellos.

Por otro lado Skylanders, la franquicia que lo empezó todo, podría haber sido cancelada por Activision según los últimos rumores, que apuntan a que su última entrega, Imaginators, no ha vendido lo esperado. Si acaban siendo ciertos, el año que viene no tendríamos la continuación de rigor de una saga que lleva desde 2011 lanzando juegos sin descanso.

¿Podría ser el final del modelo Toy to Life? El tiempo lo dirá, aunque por ahora nada hace suponer que las figuritas de LEGO Dimensions o los Amiibo de Nintendo correrán la misma suerte.

 

battleborn1

Battleborn, un recién llegado que no encontró su lugar

 A veces no es necesario que un juego sea malo para que fracase estrepitosamente. De hecho, mentiríamos si dijésemos que Battleborn no generó cierta preocupación nada más salir al mercado.

A su favor diremos que se trataba de una propuesta muy interesante, que no tuvo miedo de asumir riesgos, que hacía gala de un apartado artístico muy personal, que era desafiante y que se mostraba ambicioso a la hora de crear una experiencia cooperativa online de primer nivel, no es casualidad que sus responsables fueran también los de Borderlands.

Es una lástima que su fórmula y su plantel de personajes no fuesen todo lo equilibrados que debieran, y que gráficamente no fuese precisamente puntero. El diseño de escenarios, que se sentían algo vacíos y repetitivos, también jugaron en su contra.

En todo caso, muchos apuntan a que más allá de que el juego no consiguiese llamar la atención el tiro de gracia se lo dio un serio competidor llamado… Overwatch. El título de Blizzard, que salió a la venta casi al mismo tiempo y cuyo diseño desenfadado guardaba ciertas similitudes, no tardó en convertirse en todo un fenómeno y en uno de los juegos más desequilibrantes de 2016.

Como todo hay que decirlo, a Gearbox le honra que a día de hoy y a pesar de la escasa repercusión de Battleborn todavía sigue apoyando a su obra con nuevos contenidos, una muestra de respeto a la comunidad que permanece fiel.

Lee el análisis completo: Battleborn, la nueva franquicia de los creadores de Borderlands que busca su sitio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s