The Walking Dead: la guerra y la esperanza

Poco amor ha recibido de los críticos The Walking Dead esta temporada. Y tampoco me parece muy justo, porque a decir verdad una lleva oyendo eso de “la serie se ha estancado”, “ya no pasa nada” y  “la serie no da más de sí” desde que ni siquiera veía la serie. Yo me enganché cuando los supervivientes ya iban por su cuarta temporada y la primera tanda de episodios me pareció interesante, la granja de Hershel me pareció de lo mejorcito que había visto en mucho tiempo y ya para cuando llegué a la prisión estaba vendida. ¿Quiero decir con esto que todas las críticas a The Walking Dead son injustificadas? Ni mucho menos. Pero sí que me parece que desde sus inicios la serie de AMC ha sido una de esas ficciones donde los fans creen (creemos) que la serie es nuestra y no de aquellos que la están escribiendo, diseñando, produciendo e interpretando.

Así que sí, es cierto, esta temporada ha tenido capítulos flojos. También es verdad que la llegada de Negan ha sido agridulce -demasiados discursos pero mucho carisma- y que zombies hemos visto los justos. Pero es que The Walking Dead nunca ha ido sobre ellos y quien crea lo contrario ha estado viendo una serie muy distinta a la que he visto yo en mi pantalla. Esto va sobre nosotros, sobre como reaccionaríamos. Sobre como nos encantaría pensar que somos Daryl – inquebrantables a pesar de la tortura a la que el someten en el Santuario- o Rick, un líder con un punto salvaje que sabe dónde trazar la línea, o Michonne con toda su integridad, o Maggie con su resiliencia. Sobre como nos gustaría soñar en tener la valentía de Carl o la capacidad de mantener su bondad de Aaron o la habilidad de dar patadas voladoras como Jesús. Incluso con tener un tigre como el Rey Ezequiel. Aunque en el fondo sepamos que tenemos muchas más probabilidades de ser Eugene, aunque con mejor pelo y probablemente menos coeficiente intelectual.

Se mueve entre la esperanza y la desesperanza. No tiene miedo de usar la resolución más eficiente aunque ésta sea la más obvia – precisamente porque muchas veces es la más lógica- conoce perfectamente a sus personajes y hacia dónde llevarles para que la progresión de la historia sea natural. Y esto se lleva también a la macro-estructura de la serie. Ya lo dice Maggie en su discurso: esto comenzó con Glenn ayudando a otra persona. Y de la individualidad, pasamos a la familia (la biológica y la elegida), de la familia al grupo organizado y del grupo organizado a los nuevos indicios de sociedad.

Y con la sociedad llegan los señores feudales como Negan, los reyes como Ezequiel, la oligarquía de Rick (sería absurdo Negar que en Alejandría las decisiones con más peso son las del grupo de Grimes), esa especie de comuna que son los chatarreros (de la probabilidad de que este grupo termine siendo el de los Susurradores es otra historia que debe ser contada en otra ocasión) y con Maggie llegan los primeros indicios de un lugar gobernado por un poder que ha llegado ahí por el apoyo popular. Y cuando llega la sociedad llega la guerra: ellos contra nosotros.

Porque precisamente de eso ha tratado esta temporada: solos no funcionamos al 100%. La serie ya ha estudiado  a fondo la supervivencia desde la individualidad. Lejos quedan ya los tiempos en los que Carol podía poner en jaque a todo Terminus, las decisiones pasadas pesan, las muertes de los que hemos ido dejando atrás duelen y el cansancio empieza a hacer mella. Somos seres sociales para bien o para mal, y lo mismo que los caminantes son más temibles cuando van en una horda los seres humanos somos más fuertes (para bien o para mal) cuando trabajamos juntos. Cuando estamos dispuestos a sacrificarnos por dar una oportunidad a nuestro grupo.
La temporada anterior terminó con lágrimas y desesperación. Esta ha terminado con tambores de guerra y, por extraño que parezca, esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s