11 series que se quedaron sin protagonista antes de llegar al final

Las series no sólo tienen que enfrentarse a la lucha diaria por las audiencias o a mantener año tras año la atención de los espectadores sin alargar las tramas de forma absurda. Muchas también tienen que lidiar con la marcha de uno – o varios- de sus protagonistas antes de su punto y final.

Misfits

 

Misfits, de la que ahora Freeform parece que prepara un remake, no sólo perdió a su personaje más carismático es que en un periodo de dos temporadas (tercera y cuarta) todo el reparto original había desaparecido del mapa y no quedaba ninguno de los misfits primigenios para la quinta tanda de episodios.

The office


Steve Carell abandonó The Office tras estar siete temporadas dando vida al genial Michael Scott. La serie todavía duraría en antena otras dos temporadas, pero ninguno de los personajes, tanto los nuevos como aquellos ya presentes con anterioridad que intentaron ocupar el puesto de Michael, consiguieron llenar su vacío.

Crónicas VampíricasNina Dobrev anunció  que abandonaba la ficción con una emotiva carta a los fans en la que no explicaba el motivo concreto para su marcha, aunque todo apuntaba a que tras seis años en la serie quería dedicarse a otros proyectos. Lo que sí dejaba entrever la carta es que los guionistas responsables de decidir el destino de Mystic Falls y sus habitantes fueron avisados con tiempo para poder preparar un final adecuado para el que había sido el personaje central de las temporadas que se habían emitido hasta ese momento.

7 vidas


En sus inicios la mítica ficción tenía como premisa que David -interpretado por Toni Cantó- se despertaba tras 18 años de coma y debía adaptarse a los cambios que había sufrido todo su entorno durante aquel tiempo. El actor abandonó el papel tras unas pocas temporadas pero los guionistas de 7 vidas supieron salvar el escollo sin que la serie sufriese con el cambio. Las tramas comenzaron a volverse más corales gracias a que Blanca Portillo, Amparo Baró y Javier Cámara ganaron en protagonismo y continuaron arrancándonos las mismas carcajadas que antes de la marcha de Cantó.

Aída


Cuando Carmen Machí anunció su salida de la ficción de Telecinco nadie estaba muy seguro de que la serie fuera a sobrevivir. Al fin de al cabo… ¿cómo vas a emitir Aída sin la propia Aída? Paco León pasó a ser el centro neurálgico de la serie a la vez que los guionistas comenzaron a explotar más a los carismáticos secundarios que poblaban el barrio de Esperanza Sur. Durante un tiempo la fórmula funcionó perfectamente, hasta que el paso de los capítulos comenzó a desgastar a los personajes.

Aquellos maravillosos 70


Topher Grace abandonó Aquellos maravillosos 70 al final de su séptima temporada para poder dedicarse al cine. Su fichaje para dar vida a Eddie Brock en Spider-Man 3 iba a suponer su salto definitivo al estrellato… pero la película no gustó a nadie y a Grace no le salió bien la jugada. La serie fichó a Josh Meyers para intentar compensar su marcha y la de Ashton Kutcher, pero la octava temporada acabó siendo la última porque Aquellos maravillosos 70 no era la misma sin estos dos personajes… por mucho empeño que pusieran los demás actores.
CSI

CSI tuvo tanto éxito durante tanto tiempo que la CBS tardó entre poco y nada en dar luz verde a dos spin offs -uno de ellos el de Miami, que llegó a eclipsar al original- a los que una vez finalizados les siguió un tercero protagonizado por Patricia Arquette . Pero aguantar tanto tiempo en antena tiene un precio, en este caso que William Petersen se acabara cansando de interpretar una y otra vez a Gil Grissom llevándole a abandonar la serie a mediados de su novena temporada. Desde entonces apenas hemos podido verle en otro episodio y escuchar su voz en otros tres. Eso sí, su lugar fue ocupado por Laurence Fishburne, quien a su vez dejó la serie al final de la undécima temporada, y que a su vez fue sustituido por Ted Danson.

Doctor en Alaska


Rob Morrow quería un aumento y no se le ocurrió otra manera mejor de presionar a la cadena para conseguirlo que amenazar con dejar la serie si no se lo daban. Pero claro, aunque esta estrategia puede ser muy efectiva -especialmente si eres el protagonista- también puedes encontrarte con un productor cabezota que no tenga reparos en hacer que tu personaje vaya perdiendo protagonismo hasta finalmente desaparecer de la serie. Esto fue lo que ocurrió con Morrow. A su personaje, Joel Fleischman, no se le volvió a ver en la serie tras el decimoquinto episodio de su sexta temporada. Eso sí, los productores se arrepintieron de esta decisión porque apenas se emitieron otros ocho episodios antes de la que serie llegase a su fin, aunque ellos culparon al repentino cambio de horario poco después de la marcha del actor.

Mentes criminales


Apenas dos temporadas aguantó Mandy Patinkin – que debe ser todo un carácter- liderando el reparto de Mentes criminales. Tiempo después aseguró que se arrepentía de haber aceptado participar en ella porque era horrible y misógina, añadiendo también que ejercía un efecto destructivo para su alma. Duras palabras que no impidieron que Joe Mantegna fichara para ser su sustituto, papel que aún hoy desempeña en la serie. Patinkin por su parte se encuentra co-protagonizando Homeland junto a Claire Danes.

Embrujadas


El poder de tres estuvo a punto de quedarse en el poder de dos cuando Shannen Doherty salió de la serie tras la tercera temporada debido a las tensiones que había entre las actrices protagonistas. La productora, que incluso llegó a enviar un mediador, cortó el problema de raíz matando a la hermana mayor de las Halliwell. Fue sustituida por Rose McGowan en la piel de Paige Matthews, que completó de nuevo el poder de tres en la serie y que continuó en ella hasta el final.

2 hombres y medio

Charlie Sheen y 2 hombres y medio se complementaban a la perfección. La prueba es que cuando Sheen dejó de aparecer en la serie debido a su problemático comportamiento detrás de las cámaras la serie no fue lo mismo y fueron muchas las voces que se alzaron para decir que la ficción estaba de capa caída. Esta separación tampoco funcionó para Sheen que tuvo que ver como su nueva serie ‘Anger Management’ no cosechaba el éxito que él esperaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s