El creador de Star Trek no quería a Patrick Stewart como Picard

La presencia del actor británico en la convención oficial de Star Trek celebrada en Las Vegas hace apenas unos días nos dejó algunas revelaciones muy interesantes sobre la carrera del intérprete que dio vida al capitán Jean-Luc Picard en la serie de televisión Star Trek: la nueva generación y en los filmes que la sucedieron.

Stewart, que se mostró muy agradecido por formar parte del evento si bien reconoció que su apretada agenda dificultó su asistencia en anteriores ediciones, habló largo y tendido sobre su trayectoria y por supuesto sobre el personaje con el que se dio a conocer a nivel internacional.

Sin lugar a dudas, fue la respuesta a la pregunta de cómo fue su relación con Gene Roddenberry la que más sorprendió a los allí presentes, ya que el veterano intérprete reconoció que el creador de Star Trek quedó profundamente disgustado por su elección como nuevo capitán del Enterprise.

“Gene y yo nunca tuvimos una relación cercana. Fue una relación de respeto mutuo. Él tenía el convencimiento de que yo no era el adecuado para el papel y así me lo hicieron saber. No conozco los detalles pero hubo una batalla campal en las oficinas de los productores con respecto a este tema”, aseguró Stewart.

Si finalmente el protagonista de acabó sentándose en el sillón de mando fue gracias al productor Robert Justman, quien se convirtió en su gran valedor logrando imponer su criterio frente al de Roddenberry. Aunque las primeras reuniones entre ambos fueron bastante tensas, finalmente el visionario director y productor acabó cediendo ante las presiones de su entorno dando luz verde al fichaje de Stewart.

Según el propio actor, una vez el show estuvo en marcha Roddenberry pareció quedar bastante satisfecho con el resultado. Eso sí, a día de hoy sus discrepancias creativas con el resto del equipo son de sobra conocidas ya que no se limitaron sólo al casting, sino también a otros aspectos como por ejemplo la renovación del universo trekkie que apostó por adoptar un enfoque moderadamente belicista en detrimento del espíritu aventurero que imperaba en la serie original.

El acto dio pie a que el invitado hablase sobre su episodio favorito de la serie La luz interior, uno de los dos mejor valorados entre los fans y la crítica, sobre su gusto por el té Earl Grey, aunque mucho mejor acompañado por un desayuno inglés completo, y por las implicaciones que Jean-Luc tuvo en su carrera. Y es que tanto le marcó el personaje que una vez finalizó la serie le resultó muy complicado acceder a otro tipo de papeles, lo que le hizo jurar que nunca más se comprometería con una gran franquicia. Claro que si finalmente acabó convirtiéndose en el profesor Charles Xavier en la saga de los X-Men fue por la insistencia y la verborrea del “bastardo” de Brian Singer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s