Spiderman Homecoming: el Peter Parker más teen

Hemos visto muchos Spiderman en el cine en estos últimos años. La trilogía de Tobey MaGuire en general estaba bastante bien – sí, estoy haciendo todo lo posible por borrar de mi memoria la tercera parte- pero Spidey carecía de esa chispa que caracteriza al personaje en los cómics. El de Andrew Garfield se inclinaba más a mostrar más la picardía del trepamuros y tenía una Gwen fantástica pero… el resto no acompañó demasiado. Y así llegamos al de Tom Holland: adolescente, con algo de diarrea verbal, apasionado de la ciencia, más bueno que el pan de higos y que todavía tiene la capacidad de asombrarse y disfrutar con su actividad superheroica. En definitiva, ha tenido que llegar Marvel para que yo por fin vea al Spiderman de los cómics. Más joven que en los primeros números en los que aparecía Peter Parker, pero tampoco mucho más joven que en los Ultimate.

Ha sido un acierto salvarnos de tener que ver – otra vez- el origen de Peter Parker que probablemente a estas alturas sea una de las historias “y así es como conseguí el traje” más conocidas de todos los personajes de Marvel. El pobre tío Ben tiene que estar harto de morir en pantalla a estas alturas. Otro acierto ha sido dotar a la película de todo el desenfado y la frescura que son propios del personaje en los cómics: Parker es un pringadete pero es uno divertido.

Magnífica también la dinámica con Tony Stark. El personaje de Robert Downey Jr siempre ha tenido muchos problemas con la figura paterna y es interesante verle intentar asumir ese rol y suplir las carencias que él sufrió con Howard Stark. No le sale del todo bien a la primera, pero oye, esto de la paternidad es complicado y más si tienes un síndrome de Peter Pan tan acusado como Iron Man.

Como no podía ser de otra forma, sin duda esta es la película más teen de todo el universo Marvel, con su baile de promoción incluido y su programa “ruedines”. Pero después de los problemas con extraterrestres varios y todo el drama de los acuerdos de Sokovia, se agradece que aparezca tu amigo y vecino Spiderman con problemas un poco más de andar por casa. Que la adolescencia ya es lo suficientemente dura sin necesidad de ser un trepamuros.

PD: Mi reino por los DVD’s de los videos para el Ministerio de Educación del Capitán América.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s